Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Corrupción, renuncia mano derecha de Pérez

La dimisión ocurre luego de atribuirle la compra de propiedades millonarias

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, junto a su yerno Gustavo Martínez, quien fungía como su secretario general. foto tomada del periódico Siglo 21

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, junto a su yerno Gustavo Martínez, quien fungía como su secretario general. foto tomada del periódico Siglo 21

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, junto a su yerno Gustavo Martínez, quien fungía como su secretario general. foto tomada del periódico Siglo 21

GUATEMALA. El secretario general de la Presidencia de Guatemala, Gustavo Martínez, presentó ayer su renuncia al cargo para evitar nuevos "ataques" contra el Gobierno de su suegro Otto Pérez Molina, acosado por denuncias de supuesta corrupción.

Martínez, quien ocupaba el cargo desde 2012, dimitió al cargo tras las informaciones "sin fundamentos", según afirmó el funcionario, que han aparecido en medios locales donde se le atribuye la adquisición de varias propiedades millonarias.

"Mi renuncia oxigena al presidente y nos evitamos ataques que perjudican al Ejecutivo", sostuvo Martínez en una rueda de prensa en la Casa Presidencial.

El ahora exfuncionario comentó que desde hace dos semanas "he estado recibiendo críticas sin fundamento que provocan un desgaste al Ejecutivo y de común acuerdo (con el presidente) decidí renunciar".

Agregó que en los diarios locales han salido publicaciones sobre la compra de supuestas propiedades que "son falsas".

Los medios indican que Martínez, quien es aspirante a magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), ha incrementando sensiblemente su patrimonio desde diciembre de 2013.

Señalan que, pese a contar con un salario de 34 mil quezales mensuales como único ingreso oficial, el funcionario ha comprado tres inmuebles por 3.3 millones de quetzales, el equivalente a su sueldo de casi siete años.

"Lo pueden comprobar en la declaración de mi patrimonio", sostuvo.

También negó que la embajada de Estados Unidos le haya retirado la visa para ingresar a ese país, como lo informó ayer un medio guatemalteco.

El presidente Pérez Molina ha reorganizado su Gabinete en los últimos días por las denuncias de corrupción en la que se han visto implicados funcionarios de su círculo más cercano en su gobierno.

Recientemente destituyó a su ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, y al de Energía, Edwin Rodas, que apenas estuvo en el puesto ocho días tras la renuncia del titular, Erick Archila.

EE. UU. ayudará al Gobierno de Guatemala

Mientras continúan los movimientos en el gabinete de Pérez Molina por los escándalos de corrupción, el Gobierno de Estados Unidos informó ayer que colaborará con Guatemala para modernizar la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) tras las denuncias de contrabando y defraudación aduanera.

Así lo anunció el presidente guatemalteco después de reunirse con el embajador estadounidense en Guatemala, Todd Robinson y su ministro de Finanzas, Dorval Carías.

El mandatario dijo que este jueves llegará al país una delegación del Departamento del Tesoro de EE. UU. para hacer un diagnóstico en la SAT, junto con expertos del Banco Mundial y la cartera de Hacienda.

Sin precisar cuánto tiempo estarán los expertos, Pérez Molina comentó que el estudio se hará con el fin de modernizar la institución responsable de la recaudación de impuestos en Guatemala.

Pérez Molina añadió que los técnicos del Departamento de Estado también realizarán pruebas de polígrafo a funcionarios de la SAT, ya que ese fue uno de los acuerdos con el embajador norteamericano.

Los técnicos, agregó, estarán al menos dos semanas en el país centroamericano para realizar dichas pruebas.

Consultado por los periodistas si él estaría dispuesto a someterse a esa prueba, el gobernante se limitó a señalar que "nosotros no tenemos nada que esconder". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación