Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Corea del Sur aumenta vigilancia ante amenaza de ataque con misiles

Agrega que ha pedido a China y Rusia que intercedan con Corea del Norte para aliviar la tensión que ha aumentado en forma sostenida desde que el Consejo de Seguridad impuso sanciones a Pyongyang después de su tercera prueba de armas nucleares en feb

Foto/ AP

Foto/ AP

Foto/ AP

Corea del Sur dijo el miércoles que hay una probabilidad "muy alta" de que Corea del Norte, enfrascada en semanas de amenazas de guerra, lance un misil de mediano alcance en cualquier momento como una demostración de fuerza a pesar de los esfuerzos diplomáticos para suavizar su posición.

El ministro de Relaciones Exteriores Yun Byung-se dijo que Corea del Sur había pedido a China y Rusia que intercedan con Corea del Norte para aliviar la tensión que ha aumentado en forma sostenida desde que el Consejo de Seguridad impuso sanciones a Pyongyang después de su tercera prueba de armas nucleares en febrero.

Las señales de ansiedad, sin embargo, siguen estando notablemente ausentes en la fría Seúl, acostumbrada durante mucho tiempo a la invectiva de Corea del Norte bajo el mando de su líder de 30 años de edad, Kim Jong-un. Las oficinas funcionaban con normalidad y los clientes se agolpaban en los cafés del centro de la ciudad.

Otros funcionarios en Seúl dijeron que la vigilancia de la actividad de Pyongyang había sido reforzada. Transportadores de misiles habían sido vistos en la provincia de Hamgyong del Sur a lo largo de la costa este de Corea del Norte, posibles sitios para un lanzamiento.

Corea del Norte celebra varios aniversarios en los próximos días que podrían ser pretextos para exhibiciones militares. Estos incluyen el primer aniversario del ascenso oficial de Kim al poder, el vigésimo aniversario del gobierno de su padre -Kim Jong-il- quien murió en el 2011 y la fecha de nacimiento el próximo lunes de su abuelo, el fundador del Estado Kim Il-Sung.

Las amenazas casi diarias a Corea del Sur y Estados Unidos en las últimas semanas desaparecieron el miércoles de los medios estatales, cuyo foco estaba en las inminentes festividades.

Un informe de la agencia de noticias KCNA indicó que los norcoreanos estaban "haciendo su mayor esfuerzo por decorar las ciudades". Otro reporte estuvo relacionado con un "aumento en la producción" en las industrias del carbón, el acero, el hierro y la madera, con estadísticas que muestran que el plan trimestral fijado por las autoridades había sido "superado".

En Washington, el almirante Samuel Locklear, comandante de las fuerzas de Estados Unidos en la región del Pacífico, dijo que el Ejército estadounidense cree que Corea del Norte había movido una cantidad no especificada de misiles Musudan a su costa este.

El Musudan puede alcanzar objetivos a una distancia de 3.500 kilómetros o más, de acuerdo con Corea del Sur, lo que pondría a tiro a Japón e incluso amenazaría a Guam, que alberga bases estadounidenses. Corea del Sur se podría ser alcanzado por los misiles Scud de corto rango.

LANZAMIENTO DE MISIL, POSIBLE "EN CUALQUIER MOMENTO"

El ministro Yun dijo en una audiencia parlamentaria en Seúl: "De acuerdo con información obtenida por nuestro lado y Estados Unidos, la posibilidad del lanzamiento de un misil por Corea del Norte es muy alta".

Corea del Norte, añadió, podría lanzar un misil Musudan "en cualquier momento a partir de ahora".

El Comando de Fuerzas Combinadas de Estados Unidos y Corea del Sur en Seúl elevó en un nivel su estatus "Watchcon 3" -una condición normal-, para mejorar el monitoreo e incrementar la cantidad de personal de inteligencia, dijo una fuente militar de alto rango a la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Yun dijo que estaba coordinando con China y Rusia para "hacer esfuerzos para persuadir a Corea del Norte de cambiar su actitud".

China es el único aliado importante de Corea del Norte, aunque su influencia sobre Pyongyang es un enigma y Pekín, en toda ocasión, respaldó las nuevas sanciones que se le aplicaron. Moscú apoyaba a Corea del Norte en la época soviética, aunque su influencia ha mermado indudablemente.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino lanzó un nuevo pedido de moderación en la península coreana pero no hizo mención sobre ningún posible esfuerzo para intentar lograr un cambio en la política norcoreana.

Pyongyang ha amenazado con un ataque nuclear contra Estados Unidos -algo que no tiene la capacidad de llevar adelante- y una "guerra" con Corea del Sur, aunque las amenazas parecen apuntar en parte a fortalecer el respaldo interno del joven líder Kim.

Corea del Norte también está irritada por semanas de ejercicios militares conjuntos de Seúl y Washington. Alrededor de 28.000 efectivos estadounidenses están instalados de manera permanente en Corea del Sur.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, visita Seúl esta semana.

El martes, Pyongyang pidió a los extranjeros en Corea del Sur que abandonen ese país para evitar quedar atrapados en una "guerra termonuclear". Anteriormente había advertido a los diplomáticos de otros países con sede en Corea del Norte que se preparen para abandonar su territorio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación