Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Corea del Norte amenaza a Japón con un ataque nuclear

Mientras, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, visita Corea del Sur y afirmó que gobierno norcoreano cometería un "error enorme" si lanza uno de sus misiles

FOTO REUTERS

FOTO REUTERS

FOTO REUTERS

Corea del Norte amenazó este viernes a Japón con represalias nucleares si se involucra de alguna forma en un eventual conflicto en la península coreana.

La agencia oficial norcoreana KCNA calificó de "provocadoras" las declaraciones de Tokio diciendo que podría interceptar un misil lanzado por Pyongyang y advirtió que esto podría dejar a Japón envuelto "en llamas nucleares".

El archipiélago nipón "está aún en la mira de nuestro ejército revolucionario y si hace el menor gesto la chispa de la guerra atacará en primer lugar Japón", agregó la agencia.

Frente a ello, un portavoz del ministerio de Defensa japonés aseguró que Japón está listo para responder a todo "tipo de escenario".

Por lo mismo, Japón mantendrá en forma estable sus baterías antimisiles en Okinawa, según informó agencia Ansa.

El ministro de Defensa, Itsunori Onodera, informó que las Fuerzas de Autodefensa (ejército japonés) ubicarán los Patriot Advanced Capability-3 (PAC-3) interceptores en las dos bases de la prefectura más al sur del archipiélago.

Será "cuanto antes, antes de abril", agregó. Tokio ya había decidido ubicar los PAC-3 en Okinawa en modo permanente, pero las provocaciones de Corea del Norte anticiparon los tiempos.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que visita Corea del Sur, afirmó que Gobierno norcoreano cometería un "error enorme" si lanza uno de sus misiles de alcance medio durante el actual enfrentamiento verbal con Estados Unidos y Corea del Sur.

"Kim Jong-un tiene que entender, y creo que es lo más probable que sea así, cuál sería el resultado de un conflicto", dijo Kerry en referencia al líder de Corea del Norte tras reunirse con su homólogo surcoreano en Seúl.

"Nuestra esperanza es que podamos retomar las conversaciones", agregó.

El funcionario de Estados Unidos llegó el viernes a Corea del Sur en un viaje diplomático inusual, viajando directamente a una región que se prepara para una posible prueba de misil por parte de Corea del Norte y arriesgando que su presencia en sí misma pudiera incitar a Pyongyang a otra provocación buscando titulares noticiosos.

Kerry inicia una gira de cuatro días por el este de Asia entre conjeturas de que el impredecible régimen norcoreano lanzaría un misil de rango medio diseñado para llegar tan lejos como el territorio estadounidense de Guam. Kerry planeaba además visitar China y Japón.

Corea del Norte a menudo cronometra sus provocaciones para generar el máximo de atención, y la presencia de Kerry en Seúl le proporcionará bastante de ello, aun cuando Estados Unidos está ocupado en una diplomacia intensa con China, el benefactor de Corea del Norte, en un esfuerzo por disminuir las tensiones. Otra fecha peligrosa en el calendario es el 15 de abril, aniversario 101 del nacimiento del difunto fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung.

El viaje de Kerry coincide con la revelación de un nuevo reporte de inteligencia de Estados Unidos que concluye que Corea del Norte ha avanzado en su conocimiento nuclear hasta el punto de que podría armar un misil balístico con una ojiva nuclear. El análisis, revelado el jueves en una audiencia del Congreso en Washington, dijo que el ala de inteligencia del Pentágono tiene "certidumbre moderada" de que Corea del Norte tiene armas nucleares capaces de ser enviadas en misiles balísticos, pero que el arma sería poco confiable.

George Little, vocero del Pentágono, señaló más adelante que "sería inexacto sugerir que el régimen de Corea del Norte ha probado totalmente, desarrollado o demostrado los tipos de capacidades nucleares mencionados" en la audiencia del Congreso.

James Clapper, director de inteligencia nacional, dijo que coincide con Little y señaló que el reporte al que se hizo alusión en la audiencia fue compilado por la Agencia de Inteligencia de Defensa del Pentágono y que no era una valoración de toda la comunidad de inteligencia de Estados Unidos. "Aún más, Corea del Norte no ha demostrado todavía el rango completo de capacidades necesarias para un misil armado con ojiva nuclear", agregó.

El presidente estadounidense Barack Obama pidió el jueves calma, e hizo un llamado a Pyongyang a terminar su bravata militar, advirtiendo al mismo tiempo de manera severa que él "tomaría las medidas necesarias" para proteger a ciudadanos estadounidenses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación