Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Conmoción en Europa por niñera que mató a menor bajo su cuidado

VIDEO. Las autoridades detuvieron a la mujer proveniente de Uzbekistán, mientras se discute la tolerancia hacia los migrantes

Mujer se pasea con la cabeza de la niña que cuidaba en Rusia

Fue detenida por las autoridades de Rusia | Foto por Retomada del video

Fue detenida por las autoridades de Rusia

Una mujer fue detenida hoy junto a una estación de metro del norte de Moscú cuando paseaba con la cabeza decapitada de una niña en la mano y gritando "soy una terrorista", un estremecedor suceso que ha conmocionado a los habitantes de la capital. 

Según informó el comité de investigación ruso, la detenida era la niñera de una familia de ese mismo barrio que, aprovechando que los padres habían salido de casa con el hermano mayor, asesinó por la mañana a la niña de cuatro años a la que cuidaba, prendió fuego al apartamento y salió de casa. 

Las primeras alarmas de que un suceso terrible había ocurrido sonaron cuando el cadáver decapitado de la menor fue descubierto por los bomberos que habían accedido al apartamento de la familia para extinguir el incendio. 

Entretanto, la mujer, de 39 años y originaria de la república centroasiática de Uzbekistán -según han determinado los investigadores-, llegó hasta la estación de metro de "Oktiabrskaya Pole" donde, vestida de negro de pies a cabeza y con velo, comenzó a pasear llevando en la mano la cabeza ensangrentada de la menor y profiriendo gritos. 

"El fin del mundo va a llegar en un segundo... Soy una terrorista", se oye a la mujer gritar en ruso, según un vídeo grabado por alguien que pasaba y difundido después por la cadena "Life News". 

"Soy una terrorista suicida, odio la democracia", repetía la mujer, que también lanzó gritos de "Allahu Akbar" (Dios es grande). 

Inna, una trabajadora del cercano café "Lukum", contó al diario digital "Gazeta.ru" que "cuando salimos a la puerta, la vimos tirada en el suelo". 

"Luego, de pronto, se levantó y se escabulló. Llevaba puesto un hiyab y por la cara se veía que no era de aquí. De cuando en cuando gritaba Allahu Akbar", añadió. 

Lo peor vino después, según esta trabajadora: la mujer sacó de una bolsa que llevaba la cabeza de una niña. 

Unos diez minutos duró el macabro paseo por Moscú, poco antes del mediodía, hasta que las fuerzas del orden detuvieron a la mujer, que en ese momento dejó caer al suelo la cabeza, según se ve en otro vídeo grabado por testigos con teléfonos móviles. 

La policía no ha encontrado indicios de que la mujer llevara consigo algún tipo de explosivo para inmolarse. 

La niña asesinada ha sido identificada como Nastia M, de cuatro años de edad, y según el canal de TV Svezdá la madre tuvo que ser hospitalizada tras caer inconsciente al enterarse del trágico suceso. 

El Comité de Investigación de Rusia informó de que la mujer detenida se llama Gulchejra Bobokulova y en el interrogatorio policial aseguró que cometió el asesinato en venganza por una infidelidad de su marido. 

Sin embargo, no se conoce la relación existente entre su marido y la familia para la que trabajaba esta mujer como niñera. 

Una fuente policial indicó que al parecer la presunta asesina actuó bajo los efectos de las drogas. 

"Una nueva salvajada. Inexplicable", escribió Pável Astájov, el defensor del menor, en su cuenta de Twitter, donde aconseja a las familias que antes de contratar a una niñera pidan referencias e incluso análisis médicos sobre posible consumo de drogas y estado psicológico. 

La comunidad uzbeka de Moscú ha hecho un llamamiento a los medios de comunicación para pedir que no se haga hincapié en la nacionalidad de la presunta asesina.

Advertimos que las imágenes podrían resultar ofensivas para algunos usuarios

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación