Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según El Nuevo Herald

Con arresto de salvadoreño descubren red de fraude migratorio en Florida

El inmigrante tenía consigo una licencia de conducir falsificada, y había dejado en su auto una tarjeta verde de residencia que no era de él

El edificio gubernamental de Sunny Isles Beach.

El caso se inició el 24 de noviembre, cuando el salvadoreño llegó al edificio gubernamental de Sunny Isles Beach. | Foto por El Nuevo Herald

El caso se inició el 24 de noviembre, cuando el salvadoreño llegó al edificio gubernamental de Sunny Isles Beach.

ESTADOS UNIDOS. La detención de un salvadoreño en el edificio del gobierno municipal de Sunny Isles Beach llevó a las autoridades federales a descubrir una posible red de robo de identidad en el Condado Palm Beach, según muestran documentos de la Corte Federal en Miami.

Manuel Antonio Espinosa Gómez, de 45 años, fue arrestado el 24 de noviembre, y en una interrogación posterior admitió haber conocido a dos individuos en Lake Worth, quienes le vendieron una licencia de conducir falsa y una tarjeta de residencia por $100 que pertenecía a otra persona , de acuerdo con una denuncia penal presentada ante la Corte por un agente de la Patrulla Fronteriza.

Las autoridades federales han dicho que el sur de la Florida es la principal región del país para el robo de identidad. El año pasado, la Comisión Federal de Comercio (FTC) informó que el robo de identidad en la región ocupó el primer lugar en el número de quejas de consumidores sobre este problema, entre las grandes áreas metropolitanas de Estados Unidos.

Después de declararse inocente el 11 de diciembre, Espinosa Gómez cambió de idea y se declaró culpable el 6 de enero. Desde entonces, ha sido condenado a tiempo cumplido y a entregarse a las autoridades de inmigración para ser deportado.

El caso se inició el 24 de noviembre, cuando Espinosa Gómez llegó al edificio gubernamental de Sunny Isles Beach, en el 18070 de Collins Avenue, según cuenta la denuncia penal. Estaba allí para que le tomaran sus huellas dactilares en una verificación de antecedentes para un empleo.

“El acusado presentó una licencia de conducir falsificada de la Florida a un empleado del gobierno de la ciudad en el vestíbulo”, dice la denuncia penal. “Después se le pidió alguna forma adicional de identificación por un funcionario de la Policía de Sunny Isles que se encontraba en el edificio, y presentó una tarjeta válida del Seguro Social y un permiso de trabajo caducado”.

Los funcionarios municipales entones le pidieron a Espinosa Gómez alguna identificación adicional, y dijo que tenía una fotocopia de su pasaporte salvadoreño en su auto, dice la denuncia.

El agente de policía que estaba de guardia en el edificio municipal fue al auto y encontró la fotocopia del pasaporte, así como también una tarjeta verde de residencia, según la denuncia.

Cuando los funcionarios de inmigración verificaron la tarjeta de residencia descubrieron que ésta pertenecía a otra persona, dice la denuncia.

En una interrogación luego de ser arrestado, dice la denuncia penal, Espinosa Gómez reconoció haber comprado a dos individuos en Lake Worth la licencia de conducir y la tarjeta verde y haber pagado $100 por ambos documentos.

En Lake Worth, ubicado entre West Palm Beach y Boynton Beach, hay una gran comunidad de inmigrantes indocumentados procedentes de América Central y México.

Funcionarios migratorios de Estados Unidos han insistido durante largo tiempo que muchos inmigrantes indocumentados habitualmente compran licencias de conducir fraudulentas o tarjetas verdes falsas para poder demostrar residencia legal y autorización de empleo a los patrones que los contratan o quieren contratar, y que frecuentemente no verifican los documentos.

Esta es una de las razones por las que algunos funcionarios han presionado para que las empresas implementen un sistema nacional de verificación de documentos de inmigración conocido como E-Verify.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación