Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El comediante que se benefició del rechazo a políticos

No es que haya hecho  buena campaña, afirma él mismo, es que Baldizón, el favorito en las encuestas, “lo hizo todo mal” confesó

ctv-v4f-file-d0822e41-cb4f-f0e6-e43b-aa8f3ba966cf

Jimmy Morales compareció ayer en rueda informativa luciendo una camiseta de la selección guatemalteca de fútbol. | Foto por EFE

El   actor Jimmy Morales, el candidato más votado en las elecciones presidenciales de Guatemala, profesa la religión evangélica, ha producido y actuado en una decena de películas, en una de ellas como protagonista, y en televisión se ha mantenido en el aire más de 15 años con un programa cómico, todo lo cual hace de él un candidato ideal para los que detestan la “vieja política”. 

El 25 de octubre el hombre que encarna a “Neto”, un guatemalteco común, en el programa “Moralejas”, competirá por la Presidencia en una segunda vuelta y si resulta ganador, asumirá en enero próximo como cabeza de una Guatemala sacudida en sus cimientos políticos por un movimiento ciudadano contra la corrupción. 

El país parece haber cambiado sus paradigmas políticos al elegir a un virtual neófito en la política como el principal contendor en la segunda vuelta presidencial y por superar la participación electoral con respecto a los comicios pasados en una contienda que vaticinaba una alta abstención, dijeron analistas consultados por la agencia AP.

“Uno importante es que cambia el paradigma de pensar que sólo pueden ser candidatos los políticos que tienen dinero y que movilizan grandes estructuras”, dijo el analista Renso Rosal, profesor de la Universidad jesuita Rafael Landívar que dice que no necesitó de mucho dinero para hacer su campaña electoral. “Jimmy parece representar algo distinto. Le bastó ser un comediante que salía en programas ‘prime time’ los domingos en el canal nacional”.

El otro paradigma que parece haber cambiado en estas elecciones es la escogencia de un político experimentado como finalista para la segunda vuelta presidencial. De hecho, la inexperiencia fue precisamente la mejor carta de presentación de Morales en un país cansado de la corrupción, donde miles de personas salieron a las calles a pedir la renuncia del ex presidente Otto Pérez Molina, algo que finalmente sucedió tras verse involucrado en un enorme escándalo de corrupción.

Carlos Mendoza, analista independiente de la organización Semilla, que ayuda a los agricultores de Guatemala, asegura que el voto a Morales es un voto de rechazo a los políticos tradicionales.

“La hipótesis principal es la del efecto de ‘outsider’ de la política, la gente buscaba a alguien que no estuviera vinculado políticamente con el estatus quo y el ‘establishment’ de los partidos, alguien nuevo”, dijo.

Morales también rompe con la tradición de que el político que es electo presidente llega con una aplanadora en el Congreso. El oficialismo sólo eligió 11 de 158 diputados y en ciudad de Guatemala, con más de medio millón de votantes, sólo obtuvo mil votos en el Congreso.
Todavía falta que el comediante, “Neto” en su programa, ratifique su respaldo en la segunda vuelta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación