Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

Chico salvadoreño obtiene calificación perfecta en examen de cálculo en Los Ángeles

Cedrick Argueta,  de 17 años, es  uno de los doce con este registro, entre más de 300,000 estudiantes que tomaron la prueba

Joven salvadoreño obtiene calificación perfecta en examen de cálculo en Los Ángeles

Cedrick Argueta, de 17 años, es uno de los 12 estudiantes en sacar calificación perfecta en una prueba mundial de cálculo. Video tomado del canal de YouTube Univisión Noticias....

Cedrick Argueta siempre ha sido bueno con los números, pero jamás imaginó que sería uno de los 12 estudiantes del mundo que obtendría una calificación perfecta en un examen sobre cálculo.

Hijo de un salvadoreño y una filipina, Argueta es un destacado alumno del grado 12 en la secundaria Abraham Lincoln, en el noreste de Los Ángeles, que este martes se llenó de orgullo por su logro.

No es para menos: de los más de 300,000 estudiantes que tomaron la prueba de cálculo a nivel nacional, sólo Argueta y 11 chicos más obtuvieron una puntuación de cinco en cada una de las cuatro partes del examen.

“Me siento muy feliz, no hay muchas personas con esta calificación”, expresó Argueta, de 17 años, quien pretende inspirar a su hermana menor y a sus familiares con este logro, producto de su arduo esfuerzo. 

Su plan es estudiar ingeniería en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena y un día llegar a trabajar en el Laboratorio de Propulsión de la Agencia Aeroespacial (NASA), en la misma ciudad. 

“Quiero ser el mejor ingeniero”, dijo quien sería el primero de su familia en acudir a una universidad.

“Estoy feliz y quiero que mi hermana y mis primos también vayan a la universidad”, enfatizó.

Su padre, Marcos Argueta, emigró de El Salvador en 1990 y se dedica al área de mantenimiento. Su madre, Lilian, vino de Filipinas en 1992 y es enfermera.

“Siempre ha sido un buen estudiante, pero haber alcanzado una calificación perfecta es algo increíble. Su papá y yo estamos muy orgullosos de él”, comentó la madre.

“Lo que él quiera ser, lo vamos a apoyar”, agregó ella.

Otros logros académicos
Argueta ha ganado los primeros lugares en distintas competencias académicas, por eso cuando el director de la secundaria Lincoln, José Torres, anunció por los parlantes de la escuela que uno de los alumnos había alcanzado la excelencia, nadie se sorprendió que fuese su compañero Filipino-salvadoreño.

“Básicamente esperaban que fuera él”, comentó Torres, quien celebró que este logro es una motivación por los estudiantes del plantel, la gran mayoría de origen latino. “No es algo tan común”, añadió.

Tan complicado es obtener la máxima puntuación en las pruebas que realiza la organización sin fines de lucro College Board, que Anthony Yom, maestro y mentor de Argueta, duda que se repita en la Lincoln. 

“Quizás sea el único de mis alumnos en mi carrera como maestro”, expresó Yom.

El pizarrón en el que practican cálculo Yom y Argueta se ha llenado de símbolos que sólo ellos entienden en esta aula de la escuela Lincoln, que se ha llenado de reporteros que quieren difundir la noticia.

Cuando Argueta, de predominantes rasgos asiáticos, empieza a hablar en español para decir que le gustan las pupusas, todos en el salón sonríen. “Es bueno tener las dos culturas”, dice el chico.

Retomado de laopinion.com

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación