Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según periodista de ABC:

El chavismo robó los comicios de 2013 con "votos falsos"

El gane de Nicolás Maduro se habría producido gracias a casi 2 millones de sufragios falsos

La hija de Hugo Chávez, María Gabriela, y el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, le colocan la banda presidencial a Nicolás Maduro. foto edh / internet

La hija de Hugo Chávez, María Gabriela, y el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, le colocan la banda presidencial a Nicolás Maduro. foto edh / internet

La hija de Hugo Chávez, María Gabriela, y el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, le colocan la banda presidencial a Nicolás Maduro. foto edh / internet

MADRID. Un revelador ar- tículo del diario español ABC denuncia que se añadieron votos falsos durante la elección de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela en 2013. El presunto fraude electoral lo confirmaría un testimonio del Leamsy Salazar, el exescolta del gobernante Hugo Chávez que desertó.

Según el artículo escrito por Emili J. Blanco para ABC, el gane de Maduro se produjo por un anómalo pico de sufragios hora y media después de la hora oficial de cierre.

Aseguran que: las computadoras secretas de los chavistas lo indicaban bien claro. A las 6 de tarde, la hora en que el 14 de abril de 2013 debían cerrar los centros electorales en Venezuela, las presidenciales las había ganado el líder de la oposición Henrique Capriles Radonski.

Según la revelación, "un sistema informático paralelo al oficial permitía al chavismo saber en tiempo real a lo largo del día la evolución del voto, así como el número de votos falsos que debía producir para girar el resultado. Eso ocurría en el marco de un proceso completamente electrónico, como es habitual en Venezuela, y con la complicidad del Centro Nacional Electoral (CNE). Gran parte de la trampa se gestionó desde Cuba", explica Blanco en su libro "Bumeran Chávez. Los fraudes que llevaron al colapso de Venezuela".

Además, indica que en el fraude participaron los dirigentes chavistas Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, y Jorge Rodríguez, alcalde de uno de los municipios caraqueños.

A las diez de la mañana, Diosdado Cabello se personó en la sede del Ayuntamiento de Caracas, en el municipio Libertador. El número dos del régimen acudió con su jefe de seguridad, Leamsy Salazar.

De acuerdo con el relato, los dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convocaron a una reunión de urgencia para revertir la tendencia victoriosa que arrastraba durante el día el opositor, y después de que "se cayó el sistema" se comenzó a revertir la situación. Al final de la noche, Maduro ganó con el 50.6 % de las preferencias, por 223,599 votos. Capriles se quedó con el 49.1 %.

En Venezuela, los centros de votación no pueden cerrar mientras todavía haya votantes haciendo fila, y el CNE prorrogó la hora de cierre hasta las 8 de la noche en los lugares donde hacía falta.

Según el artículo: "los votos para Maduro fueron más abundantes en los centros que demoraron su cierre, con un inexplicable pico, del todo anómalo, especialmente pronunciado entre las 19:30 y las 20:05 horas. Entre las seis y las ocho, Maduro recibió más de 600 mil votos, un volumen que materialmente no era posible sumar mediante el procedimiento natural de votación".

Salazar aduce que la caída de internet fue provocada para descargar el tráfico en la red telefónica y así poder manejar con mayor garantía el complejo volumen de datos que alimentaba el sistema informático paralelo del PSUV. Bajo mano, el CNE había entregado a chavistas el mando técnico de las máquinas de votación y de otros procesos clave de la jornada.

Los especialistas en seguridad informática Anthony Daquin y Christopher Bello concluyeron que había 1,878,000 electores falsos. Además, en la auditoría del sistema de votación en la que participó, Bello comprobó que las máquinas de votación tenían cuatro BIOS (Basic Input Output System). Eso facilitaba la comunicación con dispositivos externos y habría hecho posible tanto el conteo del voto como la emisión de voto falso en origen.

El robo electoral fue confirmado confidencialmente a EE. UU. por algunos de los principales dirigentes chavistas.

Desaparecido Chávez, algunos comenzaron a entablar contactos indirectos para limpiar su pasado. Emisarios de Cabello y del nuevo ministro de Interior y Justicia, el general Miguel Rodríguez Torres, reconocieron lo que todo el mundo sospechaba. "Vale, es verdad. Añadimos 350 cincuenta mil votos. Las estaciones uno, dos y tres de los centros electorales estaban operados por gente nuestra. -Capriles nos quitó 900 mil votos, y habrían llegado a ser dos millones si no llega a haber voto asistido y los demás procedimientos".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación