Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Casa Blanca: Obama firmará sanciones contra chavistas

Las medidas contra el régimen están dirigidas a la defensa de los derechos humanos

Una protesta en las inmediaciones del Palacio de Justicia en apoyo al líder opositor venezolano Leopoldo López. foto edh /efe

Una protesta en las inmediaciones del Palacio de Justicia en apoyo al líder opositor venezolano Leopoldo López. foto edh /efe

Una protesta en las inmediaciones del Palacio de Justicia en apoyo al líder opositor venezolano Leopoldo López. foto edh /efe

WASHINGTON. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prevé firmar las nuevas sanciones a Venezuela aprobadas esta semana por el Congreso, unas medidas que para el régimen de Nicolás Maduro suponen una escalada en la "confrontación" entre ambos países.

La Cámara de Representantes de EE. UU. dio luz verde el pasado miércoles a una ley que, de entrar en vigor, congelará activos y prohibirá emitir visados a funcionarios del régimen venezolano vinculados con los episodios de violencia y represión que vivió el país caribeño en las manifestaciones estudiantiles de febrero.

En 2011 EE. UU. impuso sanciones a la petrolera estatal venezolana PDVSA por hacer negocios con Irán, así como en septiembre de ese mismo año sancionó a tres funcionarios venezolanos, acusándolos de apoyar a los terroristas de las FARC.

Para que las sanciones entren en vigor, tras la aprobación del Senado el lunes y de la Cámara el miércoles, solo hace falta ahora la rúbrica del presidente Barack Obama.

"El presidente planea firmar la ley que aprobó el Congreso", indicó ayer el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, sin dar detalles de cuándo pondrá su rúbrica.

"No hemos permanecido en silencio, ni lo haremos, frente a acciones del Gobierno venezolano que violan los derechos humanos, las libertades fundamentales y las normas democráticas", enfatizó.

El régimen de Nicolás Maduro no tardó en reaccionar y dijo ayer que si Estados Unidos "cree" que con la aplicación de sanciones a sus funcionarios, el dirigente opositor Leopoldo López, preso desde hace diez meses, será liberado y reiteró que eso no será posible pues "Venezuela es un país libre".

"EE.UU. cree que sancionando a Venezuela vamos a soltar al asesino. Aquí no hay forma, aquí no hay forma de que ustedes puedan presionarnos para nada porque Venezuela es un país libre", dijo.

En EE. UU., tras la aprobación a viva voz por unanimidad de las sanciones en la Cámara baja, el presidente de Comité de Asuntos Exteriores, el republicano Ed Royce, dijo que con esa decisión EE. UU. "envía un mensaje contundente de apoyo a todos los venezolanos que anhelan libertad, democracia e imperio de la ley".

El impulsor del Proyecto de Ley para la Defensa de Derechos Humanos y Sociedad Civil de Venezuela y presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, el demócrata Robert Menéndez, pidió a la comunidad internacional seguir el ejemplo de EE. UU.

"Los Gobiernos de nuestro hemisferio y de todo el mundo deben mostrar solidaridad con los ciudadanos de Venezuela negando a funcionarios venezolanos involucrados en violaciones de derechos humanos la entrada a sus países y el acceso a sus sistemas financieros", esgrimió el senador.

"La lucha para ofrecerle nueva esperanza y oportunidad a Venezuela solo comienza. Tenemos que seguir exigiendo el fin de la persecución política, incluyendo los esfuerzos para callar a líderes de la oposición como Leopoldo López y María Corina Machado", agregó.

El senador destacó, además, la perseverancia de la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen para lograr que las sanciones a Venezuela vieran la luz en el Congreso estadounidense.

Ros-Lehtinen, nacida en Cuba, celebró el voto en el Capitolio "con una sola voz" ante "la llamada de ayuda del pueblo de Venezuela".

El senador republicano Marcos Rubio, dijo tras la aprobación: "Con estas sanciones, podemos poner fin a los días en que individuos del régimen violan los derechos humanos del pueblo venezolano durante la semana y luego se pasan sus vacaciones en la Florida viviendo de lujo y malgastando la riqueza de Venezuela".

"Este primer paso lo sentirán los hipócritas del régimen de Maduro que hablan tanto del sacrificio socialista, pero que viven exentos de los fracasos de este sistema, y dentro de un mundo de fantasía con iPads forradas en oro y carros de lujo, todo esto mientras al pueblo le cuesta trabajo cubrir las necesidades básicas como comida y papel sanitario", dijo. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación