Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cárcel para ladrones de celulares en Guatemala

El Congreso guatemalteco aprobó que estos criminales pasen 15 años en la cárcel por el robo de los aparatos.

FOTO EDH/Archivo

FOTO EDH/Archivo

FOTO EDH/Archivo

Ayer en la sesión plenaria del Congreso guatemalteco, los diputados dieron su voto favorable para aprobar de urgencia la Ley de Equipos de Terminales Móviles, para que se convierta en el decreto 8-2013.

Dicha ley busca reducir el robo, hurto y uso de celulares para cometer extorsiones y secuestros.

A la normativa, que recibió 117 votos a favor y 8 en contra, se le hicieron siete modificaciones y se agregó un precepto a la propuesta inicial, que incluía 34 artículos, reportó el periódico Prensa Libre.

Con la ley se creó una sanción y 10 delitos, y se modificó uno —todos del Código Penal—, que contemplan prisión de seis a 20 años, por daño de antenas, y multas de 50 mil a 200 mil quetzales.

La normativa castiga el robo de celulares y la importación, exportación y comercialización de estos por personas que no cuenten con licencia, la cual deberá extender la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT), agrega el diario guatemalteco.

Con la aprobación de esta medida se creó el Consejo Empresarial de Telecomunicaciones, que se encargará del listado de los IMEI (identificador internacional del equipo móvil) que hayan sidos provistos por el fabricante y de los que contengan números inválidos o reportados como robados, extraviados o perdidos en Guatemala y otros países.

Los aparatos prepago deberán ser vendidos liberados para usarse en cualquier operadora de servicio y los pospago se regirán por un contrato mínimo de 12 meses con la compañía proveedora del servicio. Acabado este tiempo, deberán ser liberados y podrán usarse con otras operadoras, a menos que el usuario decida continuar con la misma empresa

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación