Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Caracas Heroica", gran marcha sin par desde 1999

Henrique Capriles cerró su campaña en Caracas, seguirá en pueblos

Un mar de gente inundó ayer las principales calles de Caracas, en apoyo de Henrique Capriles. Foto EDH /ap

Un mar de gente inundó ayer las principales calles de Caracas, en apoyo de Henrique Capriles. Foto EDH /ap

Un mar de gente inundó ayer las principales calles de Caracas, en apoyo de Henrique Capriles. Foto EDH /ap

El candidato opositor Henrique Capriles convocó ayer a decenas de miles de seguidores en un histórico bastión chavista del centro de Caracas, desafiando al presidente de Venezuela y aspirante oficialista, Nicolás Maduro, cuando falta apenas una semana para las elecciones presidenciales.

Acostumbrada a teñirse de rojo con los fieles seguidores del fallecido presidente Hugo Chávez, la avenida Bolívar del centro de la capital lucía abarrotada de opositores enfundados en los colores amarillo, azul y rojo de la bandera venezolana.

Cientos de miles de venezolanos marchaban desde diversos puntos de la capital para encontrarse con el candidato que el próximo domingo tentará la presidencia por segunda vez en seis meses tras la muerte de Chávez, quien luchó casi dos años contra un cáncer originado en su pelvis.

"¿Cómo va la (avenida) Bolívar? Me dicen que son miles y miles caminando por las calles de nuestra Caracas. ¡Bravo!, somos millones y el 14 ganaremos", escribió Capriles, gobernador de Miranda, el segundo estado más poblado del país.

Algunas de las encuestas difieren de los resultados. Una colocan a Capriles al menos 10 puntos por debajo de Maduro.

Sin embargo, otros sondeos ubican a Capriles cuatro puntos arriba de Maduro.

Ambos candidatos están enfrascados en una corta carrera presidencial -de apenas 10 días- donde recorren hasta tres pueblos por día intercambiando acusaciones de grueso calibre. Maduro, designado por el propio Chávez como su sucesor, intenta parecerse a su jefe y propone seguir guiando a Venezuela por la senda del socialismo del siglo XXI con gran control estatal sobre la economía y enormes dádivas sociales.

Capriles, por su parte, propugna un gobierno inspirado en la obra del brasileño Lula da Silva que, en apenas ocho años, arrancó de la pobreza a 20 millones de sus compatriotas. El próximo domingo los venezolanos saldrán a votar con el legado de Chávez aún fresco en la memoria, pero reconociendo a la inflación y el desabastecimiento como sus principales dolores de cabeza, según dicen expertos.

"Este país está destrozado. Capriles está prometiendo y es un hombre estudiado. El otro (Maduro) es un inmaduro que quiere ser una copia de Chávez, porque Chávez fue un líder para ellos no lo voy a negar, pero él no tiene nada arriba", dijo Gisela Quesada, una enfermera de 68 años durante la marcha opositora.

Los comicios del domingo 14 de abril definirán el futuro del chavismo sin Chávez y el destino de las mayores reservas de petróleo del mundo.

Diversos países de la región inscritos en la órbita socialista cruzan los dedos para que el triunfo de Maduro, de 50 años, que les permita seguir recibiendo crudo venezolano en condiciones favorables.

Llaman vago a Maduro

Capriles afirmó ayer que las FARC tienen razón en pedir el voto por el líder oficialista Nicolás Maduro en las elecciones del 14 de abril porque, de resultar ganador, su país no será territorio de la guerrilla.

Capriles hizo alusión a unas recientes palabras de Rodrigo Granda, considerado el canciller de las FARC, en las que señalaba que la victoria de Maduro favorecería el actual proceso de paz con el Gobierno de Colombia.

Capriles acusó a Maduro de ser un "vago" que nunca trabajó cuando era empleado del Metro de Caracas.

Capriles dijo que el "enchufado mayor" anda ahora dándoselas de trabajador y conduciendo autobuses, en alusión a la campaña oficialista y a Maduro, exconductor de autobuses del sistema de Metro de Caracas, y que habitualmente maneja estos vehículos para ir a los actos electorales. "Nosotros hemos estado averiguando con compañeros del metro y ¿saben que nos dijeron?: miren, ese señor aquí nunca trabajó, siempre se la pasaba metiendo reposos, siempre se la pasaba con una excusa para no trabajar", dijo.

"Nadie se lo ha dicho, yo se lo digo: ¡tú eres un vago, chico!", indicó Capriles, que llamó varias veces a Maduro "mentira fresca".

El también gobernador del estado Miranda dijo que Maduro nunca se acordó de sus compañeros del metro y ahora anda presumiendo de que va montado en un autobús. "Basta verte, los trabajadores se levantan temprano, basta con ver a un trabajador para ver quién le echa bolas y quién no", dijo aludiendo al candidato oficialista.

Además, recordó que los transportistas son uno de los sectores más castigados por la criminalidad y que los sindicatos de ese ramo han insistido en la necesidad de una convención colectiva.

Maduro, juró ayer con la Constitución en la mano, que respetará los resultados electorales y la decisión del pueblo "sea la que sea". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación