Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Capriles: el 2014 pinta como un año muy duro

Capriles insistió ayer en que el país está partido en dos

El líder opositor Henrique Capriles (iz) anunció que mantendrá su lucha contra el Gobierno de Nicolás Maduro. foto edh / efe

El líder opositor Henrique Capriles (iz) anunció que mantendrá su lucha contra el Gobierno de Nicolás Maduro. foto edh / efe

El líder opositor Henrique Capriles (iz) anunció que mantendrá su lucha contra el Gobierno de Nicolás Maduro. foto edh / efe

CARACAS. El líder de la oposición, Henrique Capriles Radonski, señaló que el 2014 será un año "muy duro" para Venezuela. Prometió que la oposición buscará salidas "al caos económico".

Reiteró, en unas líneas publicadas a través de su cuenta en la red social Twitter, que según los resultados electorales, "nadie es dueño de Venezuela" y que lo que se evidencia es que "el país necesita unidad, diálogo". Comprometió a la oposición a hacer "todo" para alcanzarlos.

"Tal como lo dijimos anoche, ¡tenemos una Venezuela dividida! Nosotros seguiremos trabajando para unir nuestro país y sacarlo de este caos".

"Esta campaña fue una campaña de un despilfarro y un uso brutal de los recursos de los venezolanos, si el gobierno se siente victorioso sobre la base de este resultado, allá ustedes que quieran creerse este resultado sobre la base de esta mentira. Nosotros hemos revisado a detalle todo el resultado y con mucha firmeza, mucha claridad, mucha transparencia, le decimos al país: el país está dividido", advirtió Capriles la noche del domingo.

Ventajismo

Además de Caracas y Maracaibo, consideradas las joyas de la corona, la oposición también ganó en Valencia, Barquisimeto y Barinas, la capital del estado natal de Chávez. Las cinco son de los municipios más poblados del país y estaban en manos del chavismo.

Sólo un 58.92 % del electorado participó en los comicios que, inicialmente, habían sido promovidos por algunos dirigentes de la oposición como un plebiscito sobre la gestión de Maduro.

El alcalde metropolitano reelecto, Antonio Ledezma, indicó que la abstención del 38 % es una cifra en consideración que debe ser tomada en cuenta. "La abstención representa esas campanas que debemos oír con atención (...) La Unidad debe perfeccionarse, y mucho más ahora que vienen tiempos complicados y difíciles".

Previamente, el chavismo lucía destinado a salir muy mal parado en la contienda electoral, con un buen número de encuestas colocando el índice de desaprobación a la gestión de Maduro en cerca del 60 %.

Pero, según analistas, Maduro se sacó un as de la manga en noviembre, al emprender un plan altamente efectista para obligar a los comerciantes del país a vender sus mercancías a precios de liquidación bajo amenaza de arrestarlos o de permitir que el populacho saqueara sus negocios.

La medida, descrita en Venezuela como una política de saqueos controlados, creará un caos económico a la vuelta de pocas semanas, pero es evidente que logró reanimar a las bases del chavismo.

"La gente que siempre ha creído que los precios aumentan por la especulación y no por las malas políticas económicas, compraron ese discurso, que le brindó a Maduro seis o siete puntos de aceptación. Es obvio que le favoreció", dijo desde Miami la analista política Vilma Petrash.

Pero el gane del oficialismo también se produce en el marco de un desmesurado ventajismo oficial, ante el amplio control del chavismo de los medios de comunicación.

El excanciller venezolano Armando Duran dijo que todos los canales de televisión de Venezuela estuvieron transmitiendo en los últimos meses, incluyendo el domingo, sólo campañas electorales a favor del gobierno.

Incluso entre los denominados canales privados la hegemonía oficialista estaba presente, con programas de debates donde había cinco o seis representantes del oficialismo por cada dirigente opositor, comentó.

Antonio De La Cruz, director ejecutivo de la firma de asesores Inter American Trends, dijo que la pérdida de Globovisión, canal privado que fue vendido a "empresarios amigos" del gobierno, tuvo un considerable impacto en la elección.

"Antes de la venta, la oposición motivaba a la gente a salir a votar través de Globovisión, porque ese era el canal que veía la clase media, pero al no haber un medio por dónde motivar, quedando todo limitado al contacto cara a cara, mucha gente quedó sin ser contactada y prefirió hoy quedándose en sus casas", explicó De La Cruz . —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación