Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cámara Baja vota contra la entrada de jóvenes indocumentados al Ejército de los EE. UU.

Una ley que abría la puerta a los "dreamers" para obtener la residencia tras servir en el Ejército fue bloqueada.

Los llamados "dreamers" durante una de sus protestas.

Los llamados "dreamers" durante una de sus protestas.

Los llamados \"dreamers\" durante una de sus protestas.

WASHINGTON. El ala más dura del Partido Republicano se opuso ayer a que los jóvenes indocumentados que llegaron siendo niños al país puedan servir en las Fuerzas Armadas, si así lo desean.

La polémica se ha desatado de nuevo a consecuencia de la aprobación de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, en inglés) en la Cámara de Representantes, texto que finalmente incluyó una enmienda para prohibir a esos jóvenes, conocidos como "soñadores", a alistarse al Ejército.

El legislador demócrata por Arizona Rubén Gallego había presentado una propuesta de corto alcance para ampliar ese derecho a los jóvenes inmigrantes, sin embargo, los republicanos contraatacaron con otra enmienda para anular sus aspiraciones.

"Como miembros del Congreso es nuestro deber honrar las promesas que hicimos a nuestros hombres y mujeres en uniforme. Sé lo que pasa cuando Washington falla a nuestras tropas en el campo de batalla y a nuestros veteranos aquí en casa", dijo Gallego.

"Mi enmienda era una disposición de sentido común que pudo haber dado a nuestras tropas más seguridad financiera, un aumento de su salario en un 2,3 % y la garantía de que iban a recibir ingresos en el caso de un cierre del gobierno", agregó.

Muchos demócratas y activistas proinmigrantes han manifestado su malestar por esta nueva negativa de los conservadores a extender derechos a la ciudadanía que, pese a no estar legalizada, está plenamente integrada en la sociedad estadounidense.

Bajo la ley actual, los jóvenes indocumentados no están totalmente excluidos de la posibilidad de servir en las Fuerzas Armadas, ya que algunos de los beneficiados por la Acción Diferida implementada por el presidente Obama en 2012 pueden unirse al cuerpo militar en ciertos programas que requieren especialización o el conocimiento de otros idiomas. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación