Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cadena perpetua por asesinato para el capitán del ferri surcoreano hundido

El buque Sewol se hundió el 16 de abril de 2014 dejando un balance de 304 muertos, la mayoría estudiantes de un instituto de bachillerato al sur de Seúl

Tribunal dio lectura a la sentencia del excapitán del ferri que se hundió en Sewol, Lee Joon-seok.

Tribunal dio lectura a la sentencia del excapitán del ferri que se hundió en Sewol, Lee Joon-seok.

Tribunal dio lectura a la sentencia del excapitán del ferri que se hundió en Sewol, Lee Joon-seok.

El capitán del ferri Sewol, cuyo hundimiento hace un año causó 304 muertos, fue sentenciado hoy a cadena perpetua en la sesión de apelaciones del juicio, en la que los magistrados revisaron la anterior sentencia de 36 años de cárcel impuesta en noviembre.

En su fallo, el juez del Alto Tribunal de Gwangju (al suroeste del país) declaró culpable de asesinato a Lee Joon-seok por no cumplir deliberadamente con sus responsabilidades como capitán durante el suceso, según el fallo.

La sentencia destaca que el capitán se mostró pasivo durante los momentos más cruciales, ya que no dio la orden de evacuación cuando debía haberlo hecho y tampoco realizó esfuerzos para rescatar a los pasajeros.

"El capitán acabó prematuramente con la vida de los estudiantes y dejó a sus padres cicatrices para toda la vida", afirmó el juez durante la lectura de la sentencia.

El buque Sewol se hundió el 16 de abril de 2014 dejando un balance de 304 muertos, la mayoría estudiantes de un instituto de bachillerato al sur de Seúl, en la mayor tragedia humana vivida por Corea del Sur en las últimas décadas.

El magistrado también recogió en su fallo que la máxima autoridad del barco se contó entre los primeros rescatados, lo que supone una clara omisión de su deber de socorro.

Además, expuso que las acciones de Lee "empañan la imagen de Corea del Sur y no pueden justificarse en ninguna circunstancia".

Los fiscales habían pedido en su recurso de apelación la pena de muerte para el capitán de 69 años, aunque finalmente el juez no ha aceptado este extremo.

El pasado noviembre el capitán había sido condenado por los mismos motivos a 36 años de cárcel en el Tribunal de Distrito de Gwangju, que en su sentencia declaró a Lee culpable de homicidio accidental en lugar de asesinato como exigían los fiscales.

En las sesiones de apelación de Corea del Sur se consideran los recursos presentados tanto por los procesados como por los fiscales y las acusaciones particulares, por lo que las condenas pueden rebajarse o endurecerse según la interpretación del magistrado.

De hecho, el juez del Alto Tribunal de Gwangju revisó a la baja las penas de los otros 14 tripulantes condenados en el juicio anterior.

Éstos habían sido sentenciados en noviembre a penas de entre 5 y 30 años de cárcel, que hoy se redujeron a condenas de entre 18 meses para dos empleados temporales que prestaban servicio en el ferri, hasta 12 años para el primer oficial de la nave.

Por su parte, el jefe de máquinas del Sewol vio reducida su condena de 30 a 10 años al suprimirse el cargo de homicidio doloso que se le impuso en noviembre.

Un reducido grupo de familiares de víctimas observó la sesión desde el juzgado de Ansan, la localidad a la que pertenecían los estudiantes fallecidos en la tragedia.

Los parientes de los adolescentes fallecidos se mostraron, en general, disconformes con las sentencias a la tripulación al considerarlas demasiado leves para el daño causado, según recogieron medios locales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación