Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bombas dejan 115 muertos en Paquistán

En uno de los ataques hubo 69 muertos se informó

Hombres observan los cadáveres de un doble atentado con bomba ocurrido en Quetta en una morgue de esta ciudad paquistaní. foto edh / efe

Hombres observan los cadáveres de un doble atentado con bomba ocurrido en Quetta en una morgue de esta ciudad paquistaní. foto edh / efe

Hombres observan los cadáveres de un doble atentado con bomba ocurrido en Quetta en una morgue de esta ciudad paquistaní. foto edh / efe

QUETTA. Al menos 115 personas murieron ayer por la explosión de bombas en dos ciudades de Pakistán, dijeron autoridades, en su mayoría víctimas de ataques sectarios en la ciudad de Quetta.

Dos explosiones coordinadas causaron al menos 69 muertos y heridas a más de 100 personas en Quetta, la capital provincial de Baluchistán, el jueves por la tarde, dijo el subinspector de policía, Hamid Shakil.

Las explosiones marcaron uno de los días más mortíferos de años recientes en Pakistán, un país que enfrenta la violencia desenfrenada de islamistas radicales, separatistas militantes y pandillas criminales.

El primero de los ataques coordinados, en un salón de billar, pareció un ataque suicida, dijeron residentes. Unos 10 minutos después, un coche bomba explotó, en un hecho que dejó a cinco policías y un camarógrafo muertos.

El ataque ocurrió en un barrio predominantemente chii y el grupo sectario prohibido suní Lashkar-e-Jhangi dijo ser el responsable. Los chiies son aproximadamente el 20 por ciento de la población de Pakistán.

Anteriormente en el día, una bomba en un concurrido mercado de Quetta dejó 11 muertos y más de 40 heridos, en su mayoría vendedores de verduras y de ropa de segunda mano, dijo el oficial de policía Zubair Mehmood. Un niño falleció.

El grupo Ejército Unido de Baloch se atribuyó la responsabilidad por la explosión. La agrupación es una de los muchas que está luchando por la independencia de Baluchistán, una región árida y empobrecida con importantes reservas de gas, cobre y oro.

Este lugar constituye un poco menos de la mitad del territorio de Pakistán y es el hogar de cerca de ocho millones de los 180 millones de ciudadanos del país.

Cifra de muertos sube

En otro incidente ayer, 21 personas murieron y más de 60 resultaron heridas en una explosión en un lugar en que la gente se había reunido para escuchar a un líder religioso en Mingora, la mayor ciudad en la noroccidental provincia de Swat, informaron la policía y fuentes del hospital Saidu Sharif.

"La cifra de muertos puede subir, ya que algunos de los heridos están en condición crítica y nosotros estamos recibiendo cada vez más heridos", dijo el doctor Niaz Mohammad.

La policía dijo que el hecho en Swat fue causado por la explosión de un cilindro de gas, pero luego el jefe de policía Akhtar Hayat afirmó que fue una bomba.

La región montañosa, un exdestino turístico, es administrada por el Ejército de Pakistán desde que su ofensiva del 2009 expulsó a los talibanes que estaban en control del lugar.

Pero los talibanes mantuvieron su capacidad de desarrollar ataques en Swat y en octubre le dispararon a la joven activista Malala Yousufzai en Mingora.

Un portavoz talibán dijo que el movimiento no era responsable por los ataques del jueves.

Los ataques sectarios también están en aumento en la zona y los grupos militantes frecuentemente utilizan bombas o pasajeros armados chiies en los buses que viajan a la vecina Irán para cometer atentados. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación