Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El bolívar sufre una "megadevaluación", en Venezuela

Además, la agencia Fitch bajó calificación al país debido a la creciente inflación

Protesta pacífica ayer en la plaza Altamira, municipio Chacao. Recientemente, esta zona fue tomada por un operativo de la Guardia Nacional, para evitar manifestaciones. Foto edh / internet

Protesta pacífica ayer en la plaza Altamira, municipio Chacao. Recientemente, esta zona fue tomada por un operativo de la Guardia Nacional, para evitar manifestaciones. Foto edh / internet

Protesta pacífica ayer en la plaza Altamira, municipio Chacao. Recientemente, esta zona fue tomada por un operativo de la Guardia Nacional, para evitar manifestaciones. Foto edh / internet

caracas. El bolívar, la moneda de Venezuela, está cayendo en picado, hasta el punto de estar protagonizando una megadevaluación, dicen analistas.

La primera subasta del nuevo Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (SICAD II) fijó el lunes un tipo de cambio promedio de 51.8 bolívares fuertes por dólar. Ese cambio supone una depreciación del 88% con respecto al tipo de cambio oficial, que continúa artificialmente fijado en 6.3 bolívares por dólar, y del 78% si se toman como referencia los 11.36 bolívares de la adjudicación del Sistema Complementario de Administración de Divisas (SICAD) realizada el pasado 15 de enero, que ya suponía una depreciación del 44%.

El nuevo sistema cambiario, al que se pueden comprar dólares con menores restricciones, es un primer paso hacia el reconocimiento de que la divisa venezolana ha perdido prácticamente todo su valor desde la llegada de Maduro al poder.

Para José Guerra, profesor de la Escuela de Economía de la Universidad Central de Venezuela, la aplicación de este sistema generará "un enredo gigantesco" que afectará, entre otras cosas, la fijación de los precios. Asimismo. manifestó que el Sicad II tiene el objetivo de "darle caja al gobierno".

"El gran ganador es Pdvsa, el perdedor es el venezolano", indicó Guerra, al tiempo que manifestó que este sistema tendrá un impacto inflacionario en la economía venezolana. "Sin duda alguna es una megadevaluación de la moneda".

Para el también economista Francisco Faraco, el Sicad II no es más que "un mecanismo horrible de corrupción". "Eso no funciona, no es un mecanismo para organizar la economía", precisó.

Ayer, el dólar se vendía en la calle a 58 bolívares, un precio algo superior a los 51.8 bolívares que se estableció en el primer día de subastas de Sicad II. Hace apenas tres semanas, el precio del dólar paralelo rondaba los 90 bolívares por unidad.

Por su parte, la agencia Fitch Ratings bajó la calificación de solvencia de Venezuela, que pasa de "B+" a "B" (grado especulativo) con perspectiva negativa, por "la inestabilidad macroeconómica", la demora de políticas que hagan frente a "la creciente inflación" y la "distorsión" en el mercado de divisas.

La calificadora de riesgo pronostica una caída en la economía del 1% para 2014, luego de la disminución del crecimiento de 2013 al 1.3% frente al 5.6% de 2012, según indicó.

"Las divisiones dentro del Gobierno de Nicolás Maduro y el débil capital político han retrasado los ajustes de política necesarios para abordar el aumento de desequilibrios macroeconómicos, las distorsiones en el mercado de divisas y el deterioro en las cuentas externas del país", indica la agencia.

Los técnicos de la calificadora refieren que Maduro no ha tomado medidas correctivas orientadas a corregir los problemas económicos que heredó de las políticas implantadas por Hugo Chávez y que en un año en el poder han empeorado.

"El deterioro de la estabilidad macroeconómica se refleja en el racionamiento de divisas, la creciente escasez de productos básicos, aumento de la intervención del Estado y el rápido crecimiento del financiamiento del Banco Central de Venezuela a empresas del sector público", agrega.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación