Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Barco australiano divisa posibles restos del avión Malaysia Airlines

En una señal adicional de que la búsqueda podría dar frutos, la Armada de Estados Unidos dijo que su detector de alta tecnología de cajas negras está siendo llevado hacia la zona

Personal de la Fuerza Aérea de Australia durante la búsqueda del avión Malaysia Airlines. Foto/ Reuters

Personal de la Fuerza Aérea de Australia durante la búsqueda del avión Malaysia Airlines. Foto/ Reuters

Personal de la Fuerza Aérea de Australia durante la búsqueda del avión Malaysia Airlines. Foto/ Reuters

Un barco de la marina australiana se encaminaba el lunes hacia posibles restos de un avión de Malaysia Airlines, luego de que una serie de avistamientos de objetos flotantes incrementara las probabilidades de que puedan hallarse pronto rastros de la aeronave desaparecida.

La embarcación HMAS Success llegaría a alcanzar dos objetos avistados por una aeronave militar australiana a más tardar el martes por la mañana, dijo el Gobierno malasio, lo que brinda la primera posibilidad de detectar restos del avión.

Hasta el momento, los barcos que participan del esfuerzo de búsqueda internacional no han podido localizar varios objetos "sospechosos" divisados por satélites en imágenes de escasa nitidez o por aeronaves de vuelo rápido en medio de una vasta pesquisa aérea en el extremo sur del Océano Indico.

"HMAS Success está en la escena y está intentando localizar y recuperar estos objetos", dijo en un comunicado al Parlamento el primer ministro australiano, Tony Abbott, quien llamó a su par malasio, Najib Razak, para informarle del avistamiento.

Los rastros divisados, descritos como un "objeto circular gris o verde" y un "objeto rectangular naranja", fueron vistos unos 2,500 kilómetros al oeste de Perth en la tarde del lunes, dijo Abbott, quien agregó que tres aviones también estaban camino a la zona.

Ni Malasia ni Australia brindaron detalles sobre el tamaño de los objetos.

El vuelo MH370 desapareció de las pantallas de los radares civiles el 8 de marzo, menos de una hora después de despegar de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo en dirección a Pekín. No se ha confirmado un avistamiento del avión desde entonces y no hay ninguna pista de lo que salió mal.

La atención y los recursos en la búsqueda del Boeing 777 se han desplazado desde un foco inicial al norte de la línea del Ecuador a una franja en el sur del Océano Indico, a miles de kilómetros de la ruta original de vuelo del avión.

Previamente el martes, la agencia de noticias Xinhua dijo que una aeronave militar china divisó dos objetos flotantes "relativamente grandes" y varios más pequeños de color blanco dispersos varios kilómetros a lo largo del mar.

Pekín respondió con cautela al hallazgo. "En este momento, no podemos confirmar aún que los objetos flotantes estén relacionados con el avión desaparecido", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hong Lei, en una conferencia de prensa desde la capital china.

Australia dijo que un avión de la Armada de Estados Unidos que estaba realizando búsquedas en la zona el lunes no había podido localizar los objetos.

China ha desviado su rompehielos Xuelong, o Dragón de Nieve, hacia el lugar donde fueron avistados los restos. Una flotilla de otros barcos chinos también avanzaba hacia el sur. Las embarcaciones comenzarán a llegar a la zona el martes.

Más de 150 de los pasajeros a bordo del avión desaparecido eran chinos.

DETECTOR DE CAJAS NEGRAS

En una señal adicional de que la búsqueda podría dar frutos, la Armada de Estados Unidos dijo que su detector de alta tecnología de cajas negras está siendo llevado hacia la zona.

Las llamadas "cajas negras" -la grabadora de voz de la cabina y la grabadora de datos de vuelo- registran lo que sucede a bordo de los aviones en vuelo.

En los sitios de choque, encontrar pronto las cajas negras es crucial porque las radiobalizas de localización a bordo se apagan después de 30 días.

"Si encontramos restos vamos a ser capaces de responder lo más rápido posible ya que la vida de la batería del emisor de ultrasonidos de la caja negra es limitada", dijo el comandante Chris Budde, Oficial de Operaciones de la Séptima Flota de Estados Unidos, en un comunicado enviado por correo electrónico.

Budde hizo hincapié en que trasladar el detector de cajas negras, que es remolcado por una embarcación a una velocidad lenta y puede recoger emisiones desde una de las grabadoras a una profundidad máxima de 20,000 pies (6,000 metros), era una medida de precaución.

Australia también estaba analizando imágenes de radar de Francia que muestran potenciales restos flotando a unos 850 km al norte de la actual zona de búsqueda.

La NASA dijo que utilizará cámaras de alta resolución en sus satélites y la Estación Espacial Internacional para buscar posibles lugares de un accidente en el Océano Indico.

Los investigadores creen que alguien en el avión desconectó los sistemas de comunicación. Radares militares lo mostraron girando al oeste, volviendo a cruzar la península de Malaca, al parecer bajo el control de un piloto experimentado.

Eso ha llevado a que se evalúe la posibilidad de un secuestro o sabotaje, pero tampoco se ha descartado un problema técnico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación