Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Avión malayo fue desviado en acto deliberado

La inteligencia de EE.UU. apunta la mirada hacia el piloto y el copiloto del Boing 777 del Malaysia Airlines como sospechosos de desaparecer el avión.

La seguridad en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur se ha incrementado en la zona de salidas. foto edh /Reuters

La seguridad en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur se ha incrementado en la zona de salidas. foto edh /Reuters

La seguridad en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur se ha incrementado en la zona de salidas. foto edh /Reuters

MALASIA. El avión perdido de Malaysia Airlines parece haber sido desviado deliberadamente después de que alguien a bordo apagó sus sistemas de comunicaciones, dijo ayer el primer ministro malasio, Najib Razak.

Una semana después de la desaparición del vuelo MH370, Najib dijo que su última transmisión de datos satelitales tuvo lugar casi siete horas después de que desapareció de las pantallas de radar.

Pero los datos satelitales no entregaron una localización precisa y el desvío de la aeronave pudo llevarla a cualquier lugar desde Asia central hasta el sur del Océano Índico, agregó.

Minutos después de que el líder malasio daba a conocer los últimos hallazgos de los investigadores, la policía allanó la casa del capitán de 53 años del avión perdido, en busca de cualquier evidencia que demuestre que pudiera haber estado involucrado en juego sucio.

La inteligencia estadounidense se está inclinando hacia la teoría de que el piloto y el copiloto del Boeing 777 de Malaysia Airlines del que no se sabe nada desde hace más de una semana son de algún modo responsables de la desaparición del avión, según indicó ayer la cadena de noticias CNN.

El avión desapareció mientras volaba desde Kuala Lumpur a Pekín el 8 de marzo con 239 personas, entre pasajeros y tripulantes. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación