Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Turquía

El ataque con coche bomba en Ankara deja entre 18 y 24 muertos

El ataque se dirigió contra 5 autobuses militares que trasladaban a soldados a una casa cuartel, a poca distancia del comando central de las Fuerzas Aéreas, situado en el corazón de la capital turca. 

Ataque terrorista en Ankara, Turquía

Tras el ataque, la cúpula del Gobierno, del Ejército y de los servicios de inteligencia de Turquía tienen previsto mantener una reunión de seguridad en el Palacio presidencial... | Foto por EFE

Tras el ataque, la cúpula del Gobierno, del Ejército y de los servicios de inteligencia de Turquía tienen previsto mantener una reunión de seguridad en el Palacio presidencial en Ankara. 

El ataque con coche bomba que tuvo lugar hoy en una zona residencial de Ankara, capital de Turquía, ha dejado entre 18 y 24 muertos, además de medio centenar de heridos, según indicaron fuentes oficiales turcas, informó la cadena de noticias CNNTürk. 

Mientras que la oficina de la gobernación de Ankara señaló que había 18 muertos y 45 heridos, el ministro de Salud turco, Mehmet Müezzinoglu, dijo que el número de fallecidos eran de entre 23 y 24. 



Según este miembro del Gobierno islamista turco, en el momento de la explosión murieron directamente 20 personas, y al menos otros tres fallecieron en el hospital a causa de las heridas sufridas. 

Müezzinoglu agregó que la cifra de heridos ingresados, la mayoría con heridas leves, alcanza las 61 personas. 

El ataque de hoy se dirigió contra cinco autobuses militares que trasladaban a soldados a una casa cuartel, a escasa distancia del comando central de las Fuerzas Aéreas, situado en el corazón de la capital turca. 



Dos de los vehículos fueron severamente afectados, explicó el ministro de Justicia, Bekir Bozdag, quien condenó en la red social Twitter este "atentado terrorista", sin atribuir su autoría. 

Un general jubilado, Erdogan Karakus, entrevistado en CNNTürk, señaló que "muy probablemente" el ataque fue perpetrado por el ilegal Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) que en julio pasado retomó la lucha armada contra el Gobierno turco. 

Aunque esta guerrilla actúa sobre todo en el sureste del país, de mayoría de población kurda, la detonación de bombas al paso de convoyes militares es un método habitual del PKK. 



El dirigente del partido izquierdista y prokurdo HDP, Selahattin Demirtas, también condenó el "despiadado ataque", ofreciendo sus condolencias a los familiares de las víctimas. 

Mientras, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, canceló su viaje previsto para hoy a Bruselas, donde iba a participar en una cumbre de líderes europeos sobre la crisis de los refugiados. 

También el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, suspendió una visita prevista para mañana en Azerbaiyán. 

La cúpula del Gobierno, del Ejército y de los servicios de inteligencia de Turquía tienen previsto mantener esta noche una reunión de seguridad en el Palacio presidencial en Ankara. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación