Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a tiros a dueño de canal de TV en Honduras

Ya van ocho periodistas asesinados en Honduras en 2014

En julio, personal forense, familiares y agentes policiales llegaron al sitio donde se encontró el cadáver del periodista Herlyn Espinal, en las afueras de San Pedro Sula. foto edh / archivo

En julio, personal forense, familiares y agentes policiales llegaron al sitio donde se encontró el cadáver del periodista Herlyn Espinal, en las afueras de San Pedro Sula. foto...

En julio, personal forense, familiares y agentes policiales llegaron al sitio donde se encontró el cadáver del periodista Herlyn Espinal, en las afueras de San Pedro Sula. foto edh / archivo

TEGUCIGALPA. El propietario del canal 20 de la televisión local de Honduras, Dagoberto Díaz, fue asesinado a tiros por un desconocido en el oriente del país centroamericano, informó ayer una fuente policial.

El hecho se registró la noche del sábado en la ciudad de Danlí, en el departamento oriental de El Paraíso, donde Díaz recibió "dos disparos en la cabeza", dijo a periodistas una fuente policial, que no se identificó.

Según el informe policial, Díaz se disponía a subir a su vehículo cuando fue atacado por un sujeto desconocido que "le disparó (en) dos ocasiones en la cabeza".

La víctima murió "camino al hospital" debido a las heridas de bala que recibió, indicó la misma fuente, sin dar más detalles del caso.

Desde noviembre de 2003 en Honduras han muerto 48 periodistas y personas vinculadas a los medios de comunicación, incluido Díaz, según datos de la oficina del Comisionado de Derechos Humanos de Honduras.

El último periodista hondureño asesinado fue Nery Soto, quien fue atacado por pistoleros el pasado día 14 frente a su vivienda en el norteño departamento de Yoro.

Él era presentador del noticiero del Canal 23 y coproductor del programa radiofónico Cuarto Poder, de Radio Full FM.

Las cifras apuntan a que el

91 por ciento de los 48 asesinatos de periodistas registrados permanecen impunes en Honduras, afirmó el pasado día 19 Miguel Romero, presidente de la Asociación de Periodistas en Yoro.

Adicionalmente, los trabajadores de la prensa en Honduras tienen que lidiar con la persecución. En julio, Reporteros sin Fronteras (RSF) denunció el acoso judicial de 36 periodistas y trabajadores de los medios.

Protección a periodistas

El pasado 21 de agosto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al gobierno de Honduras adoptar medidas de protección para periodistas amenazados por su labor, luego del asesinato de comunicadores en el país centroamericano.

El pasado sábado, Roberto Herrera, comisionado de Derechos Humanos de Honduras, dijo que teme por la vida del periodista hondureño David Romero, quien ha denunciado ser víctima de persecución por desconocidos luego de señalar supuestos actos de corrupción del fiscal adjunto, Rigoberto Cuéllar.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH llamó a las autoridades hondureñas a "crear cuerpos y protocolos especiales de investigación, así como mecanismos de protección destinados a garantizar la integridad de quienes se encuentran amenazados por el ejercicio de su actividad periodística".

"Ante la serie de asesinatos cometidos contra comunicadores en Honduras desde 2009 resulta imprescindible que el Estado investigue de forma completa, efectiva e imparcial estos crímenes que afectan a toda la sociedad hondureña", añadió el organismo.

Herrera subrayó que "cada vez que muere un periodista se violenta, en primer término, el derecho a la vida e igualmente se afecta, al final, el derecho a la libertad de pensamiento, de expresión y de informar adecuadamente".

Agregó que ante la falta de investigación, tanto los periodistas como el medio para el que trabajan sienten temor porque no se sabe qué los está exponiendo al peligro.

"La muerte de periodistas y comunicadores sociales debe ser motivo de preocupación en la sociedad hondureña, más aún cuando no se determina la autoría", acotó

La violencia en Honduras, considerado uno de los países más violentos del mundo y de mayor riesgo para ejercer el periodismo, deja a diario un promedio de casi 15 asesinatos. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación