Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arrestan a centenar de mujeres por exigir la reforma migratoria

Las enmiendas están en el tintero, ya que la atención está centrada en Siria

Las mujeres protestaban sentadas en una vía principal cercana al Congreso. foto edh /AP

Las mujeres protestaban sentadas en una vía principal cercana al Congreso. foto edh /AP

Las mujeres protestaban sentadas en una vía principal cercana al Congreso. foto edh /AP

ESTADOS UNIDOS. Un centenar de mujeres fueron arrestadas ayer después de que interrumpieran el tránsito vehicular frente al Congreso para exigir la aprobación inmediata de una reforma migratoria integral que incluya la opción de la naturalización para 11 millones de inmigrantes sin documentos.

Agentes de la policía del Congreso esposaron a las mujeres activistas e inmigrantes sin documentos y las retiraron de la vía pública para despejar el tránsito de vehículos. Las detenidas vestían camisetas rojas con una leyenda en inglés que significa "Mujeres por una Reforma Migratoria Justa".

Las mujeres se sentaron sobre el pavimento y formaron un círculo con los brazos entrelazados en la primera concentración de mujeres realizada por los defensores de una reforma migratoria integral con opción a la naturalización desde que el Congreso reiniciara esta semana sus funciones tras un receso de cinco semanas. Neira Ortega, una mexicana de 41 años que reside hace 20 años en California sin la debida documentación, dijo a The Associated Press que decidió participar en la protesta para pedir al Congreso que apruebe cuanto antes una reforma migratoria que proteja debidamente a quienes como ella se ganan la vida como trabajadoras domésticas.

"La mayoría de las trabajadoras domésticas recibe el pago en efectivo, por lo que no podrían demostrar cuánto tiempo han trabajado en Estados Unidos tal como establece el proyecto de ley del Senado", dijo Ortega, madre de dos hijos nacidos en Estados Unidos y dirigente de una organización llamada Mujeres Unidas y Activas.

La mayoría republicana en la cámara baja se ha mostrado reacia a debatir el proyecto de ley aprobado por el Senado en junio, el cual concede a los inmigrantes sin papeles la opción de la naturalización.

La comisión judicial de la cámara baja aprobó en julio cinco proyectos de ley en áreas migratorias, todos de corte restrictivo a la inmigración ilegal. Su presidente, el republicano Bob Goodlatte, dijo esta semana a la emisora radial Wamu 88.5 de la capital estadounidense que espera ver al pleno de la cámara baja sometiendo a votación los proyectos de ley aprobados por la comisión judicial "muy pronto, tal vez en octubre".

El presidente de la cámara baja, el republicano por Ohio John Boehner, ofreció ayer su primera conferencia de prensa tras el receso pero no mencionó el tema migratorio.

La representante demócrata Zoe Lofgren dijo a periodistas durante la protesta que ninguno de los proyectos de ley aprobados por la comisión judicial cuenta con votos suficientes para ser aprobados por el pleno de la cámara baja.

"Hay un grupo grande de republicanos que se han comprometido a no votar nada porque hacerlo crearía la oportunidad de un comité" para conciliar la versión de la cámara baja con la del Senado, dijo la congresista demócrata por California.

Al preguntarle si aún resta tiempo este año para que el Congreso aborde la reforma migratoria pese a la crisis con Siria y el debate sobre el financiamiento del gobierno federal y del tope para la deuda pública, Zogfren respondió que "tenemos la capacidad de hacer más de una cosa a la vez. Esto se puede hacer, la pregunta es si se hará".

La integrante de un grupo bipartidista de siete representantes que han trabajado a puertas cerradas desde 2009 en un proyecto de reforma migratoria integral dijo que el documento ya está listo, y que esperan las condiciones adecuadas para presentarlo. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación