Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arrestan en Brasil a otro exdirector de Petrobras

El exjefe del área internacional de la petrolera ha sido acusado de favorecer a la constructora Odebrecht, una empresa brasileña que fue preseleccionada en El Salvador para construir presa

Policías brasileños trasladaron al exdirectivo de Petrobras, Jorge Zelada, de Río de Janeiro a Curitiba, en Brasil. foto tomada de www.economíahoy.mex

Policías brasileños trasladaron al exdirectivo de Petrobras, Jorge Zelada, de Río de Janeiro a Curitiba, en Brasil. foto tomada de www.economíahoy.mex

Policías brasileños trasladaron al exdirectivo de Petrobras, Jorge Zelada, de Río de Janeiro a Curitiba, en Brasil. foto tomada de www.economíahoy.mex

RÍO DE JANEIRO. La Policía Federal brasileña, en una nueva fase de la operación por el caso de corrupción en la estatal Petrobras, detuvo ayer al exdirector del Área Internacional de la petrolera Jorge Zelada, al que uno de los delatores del proceso acusa de beneficiarse de la red de corrupción.

Zelada fue detenido en su casa de Río de Janeiro y deberá ser trasladado a Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, donde se centra el proceso judicial del caso.

Es el cuarto exdirector de Petrobras en ser arrestado en relación a la conspiración de sobornos.

Zelada fue acusado por el exdirector de Abastecimiento de la compañía estatal Paulo Roberto Costa, que se encuentra en prisión domiciliaria en Río de Janeiro al beneficiarse de un acuerdo de delación premiada a cambio de una reducción de pena.

Según el Ministerio Público, el Principado de Mónaco bloqueó una cuenta de diez millones de euros (más de once millones de dólares) a nombre de Zelada, que ocupó la Dirección Internacional de Petrobras entre 2008 y 2012 en sustitución de Néstor Cerveró, preso en Curitiba por el mismo caso.

Beneficios a Odebrecht

El exdirector Internacional de Petrobras ha sido acusado por la Fiscalía brasileña de favorecer a la constructora brasileña Odebrecht en una licitación realizada en 2010 por valor de $825.6 millones.

Esa empresa constructora es una de las investigadas en el escándalo de corrupción de la petrolera estatal brasileña. Y es, además, una firma con vínculos en El Salvador.

En 2013 la empresa brasileña precalificó para continuar con la construcción de la presa El Chaparral, por la cual el gobierno de Mauricio Funes pagó en 2012 un sobreprecio de $28.7 millones a la constructora italiana Astaldi, a través de un arreglo directo.

Pero además de Zelada hay otros investigados que están relacionados con la constructora, uno de ellos es el director de Contratos de Odebrecht, Marco Antonio Duran, y los abogados, técnicos e ingenieros de Petrobras que supuestamente participaron en el fraude, relativo a un plan de acción de certificación en seguridad, medio ambiente y salud.

Los acusados se enfrentan a posibles penas de cuatro años de prisión y podrían ser obligados a pagar multas del 2 % del valor del contrato licitado.

Desde el año pasado, la Fiscalía instó a la Policía Civil de Río de Janeiro a abrir investigaciones sobre otros contratos del área internacional de Petrobras firmados en los últimos años y en los que existen sospechas de fraude.

Entre ellos, se incluye la venta de la refinería de San Lorenzo (Argentina) en 2010, una operación que ya es objeto de una investigación policial por supuestas irregularidades.

La trama de corrupción

La captura de Jorge Zelada es parte de la decimoquinta fase de la operación policial por el caso de Petrobras que se realiza en Río de Janeiro y la vecina localidad de Niteroi con cuatro órdenes de registro, aparte de la detención preventiva del exdirectivo.

La corrupción en Petrobras ha llevado a la detención de decenas de empresarios, exdirectivos de la petrolera y políticos, entre los que figura el extesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) Joao Vaccari.

Asimismo, la justicia investiga a medio centenar de políticos, entre los que están los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renán Calheiros, ambos dirigentes del PMDB, que encabeza el vicepresidente del país, Michel Temer.

La Policía afirma que las empresas privadas implicadas obtenían contratos amañados con Petrobras, inflaban los precios y repartían las diferencias entre algunos directores de la empresa petrolera y políticos que amparaban esas irregularidades.

En ocasiones, según las autoridades judiciales, el dinero se entregaba a los partidos en forma de donaciones legales para campañas, que eran debidamente registradas pero tenían origen ilícito.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación