Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Argentina: piden medidas para evitar cortes de luz

Después de más de 15 días de interrupciones del suministro, la alcaldía y el gobierno nacional intentan coordinar medidas que palien los efectos de la actual crisis

Argentina: piden medidas para evitar cortes de luz

Argentina: piden medidas para evitar cortes de luz

Argentina: piden medidas para evitar cortes de luz

Uno de los principales líderes de la oposición pidió el lunes al gobierno argentino que aplique medidas para racionalizar el uso de la energía en medio de los cortes de luz que afectan a miles de usuarios en Buenos Aires y sus alrededores y de los que el Ejecutivo responsabiliza a las empresas distribuidoras.

Mauricio Macri, el conservador alcalde de la capital argentina, señaló en una rueda de prensa que sería conveniente un cambio del huso horario en el verano austral para aprovechar la luz del día, ahorrar energía eléctrica y morigerar los inconvenientes que sufren los vecinos por los cortes de luz que este año llevan ya 15 días en momentos en que tiene lugar una fuerte ola de calor. El funcionario señaló que la medida debería aplicarse en Buenos Aires, Córdoba y Rosario, las ciudades más pobladas del país.

El dirigente conservador también pidió cortes de luz programados para que los usuarios puedan prepararse con anticipación a la inconveniencia de la falta de energía. "Tener a la gente en incertidumbre es un maltrato innecesario. Se le planteó (esa posibilidad) a empresas y al gobierno nacional, quedaron en evaluarlo y organizarlo de otra manera", sostuvo Macri.

Después de más de 15 días de interrupciones del suministro, la alcaldía y el gobierno nacional intentan coordinar medidas que palien los efectos de la actual crisis, de mucha mayor magnitud que en otros años pasados en los que también hubo cortes de luz.

El alcalde también dijo que Edenor y Edesur, las distribuidoras de electricidad, son responsables de la situación "pero la responsabilidad primaria es del gobierno nacional", que debe "controlar y fiscalizar los programas de inversiones".

La alcaldí­a dispuso el estado de emergencia en la ciudad y medidas paliativas que incluyen la distribución de agua. Además decretó el asueto administrativo para el lunes. El gobierno nacional dispuso la misma medida para los trabajadores públicos a partir del mediodí­a al igual que la Corte Suprema de Justicia para los tribunales nacionales y federales.

Los principales dirigentes del centroizquierdista Frente Amplio Progresista exigieron por su parte al gobierno que "asuma su responsabilidad por la grave situación ante la crisis energética originada en ámbitos de su exclusiva competencia".

La presidenta Cristina Fernández se encuentra descansando en la sureña provincia de Santa Cruz, donde las temperaturas son sensiblemente más bajas que los 36 grados que se registraban en Buenos Aires, y no ha hecho comentarios públicos sobre la falta de suministro eléctrico.

Decenas de usuarios llevan sin luz ni agua 15 días, lo que ha originado el bloqueo de calles y autopistas de los damnificados en reclamo de la restitución de ambos servicios. En las próximas horas está previsto un cacerolazo en Buenos Aires por vecinos que se han convocado a través de las redes sociales para manifestar su descontento.

El jefe de gabinete Jorge Capitanich afirmó en rueda de prensa en la casa de gobierno que de los "5,6 millones de usuarios" del área metropolitana "del 1 al 3% está siendo afectado" por los cortes "en lugares repetidos". Ello implica que entre 56.000 y 168.000 usuarios -cada usuario representaría cuatro personas- sufren estos inconvenientes.

Capitanich insistió en que se trata de "problemas de distribución" que deberí­an resolver las empresas.

Los analistas atribuyen los cortes de luz a una mezcla de falta de inversión de las empresas y falta de planificación estatal en el sector energético, fuertemente subsidiado y en el que las tarifas están congeladas desde hace años. Pero Capitanich señaló que los cortes "no dependen" de si las distribuidoras "tienen más o menos tarifas".

El portavoz de Edenor, Alberto Lippi, dijo a su vez a radio Vorterix que la distribuidora del norte del área metropolitana tení­a el lunes "una masa muy pequeña" de clientes sin luz y que los "problemas" son por la "sobre exigencia" de la red y "no" por falta de "inversiones".

El gobierno anunció días atrás que aplicará multas a las distribuidoras y las obligará a resarcir a los usuarios damnificados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación