Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alerta roja en Buenos Aires por ola de calor

Ayer, las temperaturas llegaron a 41 grados centígrados

Varios jóvenes se refrescan en una fuente de Buenos Aires. Las elevadas temperaturas provocaron nuevo récord de consumo eléctrico. foto edh / reuters

Varios jóvenes se refrescan en una fuente de Buenos Aires. Las elevadas temperaturas provocaron nuevo récord de consumo eléctrico. foto edh / reuters

Varios jóvenes se refrescan en una fuente de Buenos Aires. Las elevadas temperaturas provocaron nuevo récord de consumo eléctrico. foto edh / reuters

ARGENTINA. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de Argentina ha declarado una alerta roja por altas temperaturas en la ciudad de Buenos Aires ante la llegada de "una ola de calor que puede afectar a personas saludables".

El SMN ha explicado, a través de su página web, que "la alerta roja se declara en casos excepcionales de olas de calor que pueden afectar a todas las personas saludables, no solo a los grupos de riesgo".

Para esta semana el SMN ha pronosticado temperaturas mínimas de 26 grados y máximas de 38 que en algunos lugares podrían superar, incluso, los 40, de acuerdo con la agencia de noticias oficial argentina, Télam.

"Las temperaturas se van a mantener para los próximos días y ocasionalmente a partir del jueves se pueden dar precipitaciones aisladas, pero las temperaturas no van a descender", ha adelantado el SMN.

En este contexto, el Ministerio de Salud ha recomendado beber agua en abundancia, evitar el ejercicio físico, permanecer en lugares frescos y usar ropa ligera y de colores claros para evitar golpes de calor.

A los llamados grupos de riesgo -lactantes, niños, ancianos y enfermos crónicos-, les ha aconsejado evitar las comidas abundantes y consumir alimentos frescos.

Mientras, los argentinos celebraron ayer el día de Navidad en medio de una sofocante ola de calor, con temperaturas máximas de 41 grados centígrados, tras una Nochebuena que en muchos barrios de Buenos Aires y su área metropolitana se vivió a la luz de las velas por los persistentes fallos en el suministro eléctrico.

La capital y el cinturón urbano bonaerense siguen sufriendo, 12 días después del inicio de los cortes, prolongadas paras en el suministro de energía, y los vecinos afectados volvieron a salir de madrugada a las calles para protestar por una situación que ni las autoridades, ni las eléctricas que operan en la zona acaban de resolver.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación