Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alerta internacional por fuga de El Chapo

El jefe del cártel de Sinaloa escapó de un penal federal de máxima seguridad a través de un túnel de mil 500 metros y que desemboca en una casa

El Chapo Guzmán volvió a burlar a las autoridades mexicanas.

El Chapo Guzmán volvió a burlar a las autoridades mexicanas.

El Chapo Guzmán volvió a burlar a las autoridades mexicanas.

MÉXICO. Autoridades mexicanas en conjunto con la Interpol emitieron una alerta internacional de búsqueda para Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, jefe del cártel de Sinaloa, quien se fugó la noche del sábado 11 de julio del penal federal del Altiplano, en el Estado de México.

 Además, se emitió la alerta migratoria en aeropuertos, centrales camioneras y fronteras de la República mexicana.

También, el Gobierno de Estados Unidos ofreció ayer su apoyo a las autoridades de México para la recaptura de El Chapo, luego de su fuga del penal federal. "El Gobierno de Estados Unidos está listo para trabajar con nuestros socios mexicanos para proveer cualquier asistencia que pueda ayudar a respaldar su pronta recaptura", señaló la procuradora general estadounidense, Loretta Lynch.

Guzmán Loera enfrenta acusaciones múltiples por tráfico de drogas y crimen organizado en Estados Unidos, indicó la secretaria de Justicia. "Compartimos la preocupación del gobierno mexicano por el escape", señaló en un breve comunicado. Guzmán Loera tiene al menos seis acusaciones pendientes ante la justicia estadounidense, en las que se le imputan decenas de cargos.

En Estados Unidos, "El Chapo" enfrenta acusaciones ante distintas cortes federales en California, Nuevo México, Texas, Illinois y Nueva York. 

En dos ocasiones, en 2001 y en 2009, Estados Unidos había designado al "Chapo" como un "significativo" traficante extranjero, además de que la ciudad de Chicago lo declaró ayer como "el enemigo público número 1".

En Centroamérica, las Fuerzas Armadas y las Policías de Honduras, Guatemala y El Salvador se declararon en alerta y reforzaron sus presencias en las fronteras.

Según un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODOC, por sus siglas en inglés) de 2012, en El Salvador la banda de transporte de drogas conocida como "Los Perrones" posee "alianzas con organizaciones criminales mexicanas", en particular con el Cártel del Pacífico, asociado con el El Chapo.

Escurridizo

Joaquín Guzmán Loera, que estaba en el penal Altiplano I desde su captura febrero de 2014, se escapó por un túnel de 1.5 kilómetros que conectaba los baños del presidio con un domicilio cercano, en lo que ha sido su segunda fuga de una cárcel de máxima seguridad.

En 2001, Guzmán se escapó de Puente Grande, en Jalisco, escondido en un carrito de lavandería. Tras 13 años prófugo, fue recapturado en febrero de 2014, en lo que se consideró el mayor logro del gobierno de Enrique Peña Nieto, quien tras conocer la nueva fuga, la calificó de "indignante y lamentable".

El Chapo nació en Sinaloa, terruño de los capos de la droga más famosos de México. Su apodo viene de la expresión "chaparro", que se refiere a su baja estatura. Su vida, que ha dejado una estela de violencia y muertes, ha inspirado novelas y canciones.

Cuando El Chapo fue encarcelado en El Altiplano, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, declaró que sería "imperdonable" que volviera a escapar. Sin embargo, según las encuestas realizadas en la época, casi un 70 % de los mexicanos se mostró escéptico sobre la seguridad que podían ofrecer las autoridades y pronosticaron que Guzmán conseguiría fugarse de nuevo.

Los guardias del penal no solo no se dieron cuenta de los amplios preparativos para la fuga, sino que tampoco pueden indicar exactamente la hora de la huida de Guzmán. Se comunica únicamente que a las 8:00 de la noche se le había suministrado su dosis diaria de medicamento, pero no se detalla el intervalo que transcurrió hasta que se detectó su ausencia en la celda mediante el sistema de videovigilancia.

Según explicó ayer el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, al ver que el tiempo se prolongaba y que el delincuente no se veía, los guardas entraron y descubrieron "un hueco de 50 por 50 cm y 1.5 m de profundidad". 

El agujero, por el que El Chapo debió pasar gracias a su baja estatura (1.55 m), desembocaba en un conducto vertical de unos 10 m de profundidad "con una escalera" que comunicaba a su vez con un túnel "que en línea recta representa más de 1,500 m", indicó Rubido. Éste contaba con tubería de pvc para ventilación, alumbrado y una motocicleta adaptada sobre rieles que al parecer fue usada para sacar la tierra. 

El pasaje, en el que había instrumentos de construcción, tanques de oxígeno y recipientes con combustible, "desemboca en un inmueble que se encuentra en obra negra al suroeste del centro federal (la prisión) en la colonia (barrio) Santa Juanita", detalló. 

En la casa fueron hallados "mobiliario, enseres y otros objetos que indican que había presencia de trabajadores o veladores". 

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal informó que personal operativo de la dependencia se coordina con autoridades federales en la revisión de puntos de carretera y aeropuertos, donde han repartido fotografías de "El Chapo" con el fin de lograr su identificación.

En el interior del país, las acciones de búsqueda se extienden en ocho estados con el fin de detectar en cualquier punto migratorio la presencia del prófugo. —AGENCIAS. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación