Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Japón

Alcalde se disculpa por polémica declaración sobre militares estadounidenses

En días anteriores el funcionario de Osaka también causó controversia al referirse al uso que dio Japón a las esclavas sexuales durante la segunda Guerra Mundial

Toru Hashimoto, alcalde de Osaka. Foto/ AP

Toru Hashimoto, alcalde de Osaka. Foto/ AP

Toru Hashimoto, alcalde de Osaka. Foto/ AP

Un franco político japonés se disculpó el lunes por decir que los militares estadounidenses deberían frecuentar lugares de entretenimiento para adultos para reducir las violaciones, pero defendió otra declaración controvertida sobre el uso que dio Japón a las esclavas sexuales durante la Segunda Guerra Mundial.

Toru Hashimoto, alcalde de Osaka y quien es uno de los líderes de un partido nacionalista emergente, indicó que sus declaraciones de hace dos semanas surgieron de un "sentido de crisis" por los casos de abuso sexual cometidos por militares estadounidense contra civiles japoneses en Okinawa, donde se encuentra desplegado el mayor número de tropas de Estados Unidos.

"Entiendo que mi declaración pudo ser considerada un insulto a las fuerzas de Estados Unidos y al público estadounidense" y fue inapropiado, señaló el lunes en conferencia de prensa en el Club de Corresponsales Extranjeros en Tokio.

Hashimoto causó alboroto con las declaraciones que hizo ante periodistas hace dos semanas sobre la época en que Japón estuvo en guerra y por los servicios sexuales de la actualidad. Estas se sumaron al reciente enojo de países vecinos que sufrieron las agresiones bélicas de Japón y que se han quejado de la falta de resarcimiento por las atrocidades cometidas en ese tiempo.

El alcalde dijo el 13 de mayo que en una visita reciente a la isla de Okinawa sugirió al comandante estadounidense de ahí que los soldados "mejor deberían utilizar" la industria sexual legal. "Si no se utilizan esos lugares, no se podrá controlar la energía sexual de esos muchachos", señaló.

También aseveró que la práctica de Japón de someter a la esclavitud sexual a mujeres asiáticas, principalmente de Corea del Sur y China, era una práctica necesaria para "mantener la disciplina" entre los militares y proporcionar descanso a los soldados que arriesgaban sus vidas en batalla.

Hashimoto no se disculpó por esas declaraciones, aunque indicó que el uso de las "mujeres de consuelo" era un "inexcusable acto que violó la dignidad y derechos humanos de las mujeres".

Los historiadores dicen que alrededor de 200,000 mujeres, principalmente de China y la península, fueron obligadas a tener relaciones sexuales con los soldados japoneses en burdeles militares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación