Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ahora piden que dimita Pérez Molina

Manifestantes consideran que es necesario "limpiar" la nación

Manifestantes piden la renuncia de Pérez Molina y celebran la salida de Baldetti ayer frente al Palacio Nacional. foto edh /EFE

Manifestantes piden la renuncia de Pérez Molina y celebran la salida de Baldetti ayer frente al Palacio Nacional. foto edh /EFE

Manifestantes piden la renuncia de Pérez Molina y celebran la salida de Baldetti ayer frente al Palacio Nacional. foto edh /EFE

GUATEMALA. A golpe de bombo y platillo, alrededor de un millar de guatemaltecos continuaron ayer celebrando "la libertad del país" tras la renuncia de la vicepresidenta, Roxana Baldetti, pero ahora exigen la dimisión del presidente, Otto Pérez Molina, porque consideran que es necesario "limpiar" la nación.

Bajo el lema "Guatemala eres libre. Tu voz cuenta. No te quedes callado", el grupo se concentró ayer enfrente al Palacio Nacional de la Cultura, una dependencia gubernamental, para seguir festejando lo que ellos mismos consideran "un hecho histórico".

Sin embargo los manifestantes no se mostraron satisfechos con la salida de la vicepresidenta y exigen una y otra vez la dimisión de todos aquellos "políticos corruptos" y en especial, del que consideran el "número uno" en cuanto a la defraudación del Estado: el presidente Pérez Molina.

Una de las integrantes de esta marcha pacífica, Sandra Coronado, expresó su deseo de eliminar "la inmunidad" que impera en Guatemala e invitó a los guatemaltecos a seguir apoyando estos actos reivindicativos porque es necesario que el pueblo "siente un precedente".

Además, Coronado agregó que también es el momento de modificar otros aspectos de la República, como la ley electoral, porque los diputados, dijo, "llevan 25 años sentados en el Congreso sin hacer nada".

Cuestionada por su opinión acerca de la posibilidad de que Baldetti solicite una indemnización tras su renuncia, Coronado, psicóloga de profesión aunque trabaja en una sucursal bancaria, dijo estar de acuerdo siempre y cuando primero "devuelva todo lo que robó".

"Porque en mi trabajo al que roban lo meten preso", proclamó Coronado indignada con una sonrisa sarcástica y reiteró que las concentraciones no cesarán hasta depurar el sistema.

El pueblo guatemalteco, que solo se callaba para entonar el himno nacional, aseguró que "seguirá vigilando" las actuaciones de todos los políticos y que exigirán la aplicación de "la ley de extinción de dominio" en todos aquellos funcionarios que cometan actos de corrupción.

"Manuel Baldizón, también es corruptor", gritaban los manifestantes, al referirse al candidato presidencial opositor, mientras mostraron su hartazgo por una clase política "que es toda igual" y de la que están cansados.

Para luchar contra esta coyuntura, abogaron por contrarrestar la gran ignorancia del país, motivo por el que hasta ahora consiguieron dominar a la población, y demostrar la fuerza que tiene el pueblo.

Varios manifestestantes, incluso, bloquearon la salida a los diputados cuando querían retirarse del edificio luego de terminar la sesión en la que aceptaron la renuncia de Baldetti. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación