Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se agudiza falta de medicinas en Venezuela

Faltan analgésicos, antianémicos, antiarrítmicos, antihipertensivos, antivirales, entre otros fármacos vitales. A eso se suma la carencia de alimentos y productos básicos; el alza de asesinatos es otro problema grave

El desabastecimiento de productos, las colas en los supermercados y las protestas se han agudizado desde el 1 de marzo.

El desabastecimiento de productos, las colas en los supermercados y las protestas se han agudizado desde el 1 de marzo.

El desabastecimiento de productos, las colas en los supermercados y las protestas se han agudizado desde el 1 de marzo.

CARACAS. Los venezolanos, cansados de no tener medicinas y alimentos, saldrán hoy a las calles para protestar contra el régimen de Nicolás Maduro por no resolver el desabastecimiento y la escasez.

Por ejemplo, la falta de medicamentos vitales para diversos males se ha agudizado en las últimas semanas porque no se conceden divisas para comprar insumos para la fabricación, según denuncias del sector farmacéutico.

El presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana, Freddy Ceballos, precisó que hay escasez de antihipertensivos, medicamentos para la diabetes y para patologías del sistema nervioso central.

"Si aquí no se produce una liquidación de divisas para la adquisición de insumos y de productos terminados, de mes a mes y medio no tendremos medicamentos en Venezuela", vaticinó Ceballos.

Faltan analgésicos, antiácidos, antianémicos, antiarrítmicos, antibióticos, anticoagulantes, antihipertensivos, antihistamínicos, antiinflamatorios, antioxidantes, antipiréticos, antitusígenos y antivirales, indicó.

Esos son algunos de los compuestos farmacéuticos que no se consiguen actualmente, según reportes de pacientes que han llegado a varias asociaciones que defienden el derecho a la salud.

Ceballos precisa que la escasez es del 50 % en los antihipertensivos, medicamentos para la diabetes y para patologías del sistema nervioso central, como anticonvulsivos, entre los más críticos.

"La situación se ha agudizado porque también están fallando los sustitutos; las diversas presentaciones de un mismo producto no se consiguen. Además, el decreto de dos días no laborables afectó la distribución a las farmacias", afirmó Ceballos.

También la directora de Senosayuda, María Consuelo Monsant, informó que esta y otras organizaciones manejan una lista con más de 60 tipos de medicamentos que no se consiguen, sin contar los oncológicos. Entre éstos está la ciclofosfamida, indicada para tratar linfomas, mielomas, leucemia, cáncer de seno, de útero y otros.

Hace casi un año, Luisa Rodríguez, de Funcamama, informó que se carecía de ese fármaco, el cual fue adquirido en diciembre por el Ministerio de Salud y se distribuyó, pero de nuevo hay fallas.

Explicó que en enero de este año, en la última reunión que tuvo la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida) con autoridades del Ministerio de Salud, entre ellas la viceministra Pasqualina Curcio, les informaron que el despacho agilizaría las compras y que sería a partir de abril cuando todos los medicamentos para las distintas patologías iban a estar en el país.

En algunas farmacias del Seguro Social no tienen el fármaco Ondansetron, indicado para tratar las náuseas resultantes de las quimioterapias.

De igual forma, Antonia Luque, presidenta de la Asociación Venezolana para la Hemofilia, informó que estos pacientes también están afectados, porque no hay factor IX desde diciembre, el cual es requerido por 525 pacientes.

La Federación farmacéutica venezolana se declara en crisis ante el desabastecimiento de medicinas. La falta de liquidación de divisas para las empresas productoras de fármacos es la principal causa.

La escasez de medicinas en Venezuela se suma a la de alimentos.

"Esta desesperada situación para la mayoría de los ciudadanos, obligados a recurrir a la economía sumergida y a hacer interminables colas frente a unos supermercados casi vacíos, está en el origen de la oleada de protestas que sufren las principales ciudades del país desde hace tres semanas...", señala el editorial de ayer del diario español El Mundo.

Y agrega: "Ante esta situación, el régimen chavista no ha aportado más solución que el incremento de la represión y la militarización".

Las cuatro semanas de protestas han dejado 21 muertos, más 200 heridos y más de mil detenidos.

"El caos en Venezuela demuestra que un Gobierno que goza de plenos poderes y los usa para llevar a cabo políticas populistas ha conducido al país a un abismo...", añade El Mundo.

Y a la falta de comida y medicinas en Venezuela se agrega las deudas que tiene el gobierno chavista con otros países, entre ellos Panamá, con quien rompió relaciones diplomáticas esta semana, pese a los compromisos financieros con varias empresas.

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, dijo ayer que espera que la ruptura no sea "excusa para no pagar" la deuda de más de mil millones de dólares. "Venezuela prácticamente, al parecer, está en bancarrota, aunque no debería estarlo porque es un país muy rico", afirmó Martinelli.

Cierran cuentas

Mientras tanto, el Banco Chase de EE. UU. cerró cuentas a funcionarios chavistas, confirmó ayer CNN.

El periodista Juan Carlos López informó que la medida no se efectuará sólo en Venezuela sino también a funcionarios que no vivan en EE. UU.

"En #Venezuela ya han sido notificados funcionarios del Gobierno sobre cierre de sus cuentas en Banco Chase de EE. UU., no es solo en Venezuela", escribió el periodista de CNN en su cuenta en Twitter @jclopezcnn.

La medida abarca también a exfuncionarios chavistas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación