Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

Agresor en Los Ángeles envió texto suicida

El padre del joven alertó a la Policía, casi al mismo tiempo que se perpetraba el ataque en la terminal aérea

Paul Ciancia, atacante en el aeropuerto de Los Ángeles habría mandado un mensaje de texto a uno de sus hermanos. Ciancia avisaba que se suicidaría. FOTO AP

Paul Ciancia, atacante en el aeropuerto de Los Ángeles habría mandado un mensaje de texto a uno de sus hermanos. Ciancia avisaba que se suicidaría. FOTO AP

Paul Ciancia, atacante en el aeropuerto de Los Ángeles habría mandado un mensaje de texto a uno de sus hermanos. Ciancia avisaba que se suicidaría. FOTO AP

El padre del joven sospechoso de un letal tiroteo en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles llamó a su jefe de policía local aproximadamente al mismo tiempo del incidente para reportar que su hijo había enviado un texto suicida a un hermano y que él necesitaba encontrarlo, dijo un jefe policial en Nueva Jersey.

Paul Ciancia, dueño de un taller de reparaciones externas de automóviles en el sur de Nueva Jersey y padre del acusado de 23 años del mismo nombre, llamó al jefe de la policía de Pennsville, Allen Cummings, poco después del mediodía para decirle que uno de sus hijos había recibido un mensaje de texto del joven Ciancia "en referencia a que él se quitaría su propia vida", le dijo Cummings a The Associated Press.

Al otro lado del país y más o menos al mismo tiempo, dicen las autoridades, su hijo estaba disparando junto a la puerta de seguridad en el aeropuerto con un fusil semiautomático, con el que mató a un trabajador de seguridad e hirió otras seis personas. Ciancia fue herido en el tiroteo y quedó arrestado, indicó la policía.

El motivo no estaba claro, pero el agresor vestía ropa militar y llevaba una bolsa en la que había una nota manuscrita que decía que "él quería matar a (agentes de la) Administración de Seguridad en el Transporte y a cerdos", de acuerdo con un funcionario policial que habló a condición de guardar el anonimato porque no está autorizado a declarar sobre la investigación.

Cummings dijo que su departamento de policía en Pennsville nunca había tenido problemas con el joven Ciancia, y vecinos en ese pueblo de clase trabajadora de 14,000 habitantes junto al río Delaware frente a Wilmington, estado de Delaware, dijeron no tener indicio alguno de que algo andaba mal.

"Él nunca se comportó en forma extraña hacia mí; nunca me dio una impresión rara", dijo el vecino Josh Pagan, de 17 años, quien añadió que en los 10 años que él ha vivido frente a la familia Ciancia "ellos siempre han sido muy amables con nosotros".

El padre del sospechoso ha participado con la Orden Fraternal de la Policía en Pennsville, dijo el padre de Pagan, Orlando, teniente en la vecina Penns Grove. No dio más detalles.

Paul Ciancia hijo se graduó en el 2008 de la Escuela Salesiana, una escuela católica para varones en Wilmington, informó la institución.

Frente a la casa del padre el viernes, un auto patrulla bloqueaba el acceso. No se pudo contactar a nadie de la familia.

Tras recibir la llamada del padre de Ciancia, el jefe policial Cummings contactó a la policía de Los Ángeles, que envió una patrulla al apartamento de Ciancia. No estaba claro si esa visita fue antes, durante o después del tiroteo.

"Básicamente había dos compañeros de apartamento allí", dijo Cummings. "Ellos dijeron: 'Lo vimos ayer y estaba bien'''.

Él le dijo al padre de Ciancia que, debido a la edad de su hijo, no podía iniciar una pesquisa de desaparición.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación