Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Afganistán, Pakistán, China y EEUU debaten cómo reanudar plan de paz afgano

Los representantes de los talibanes no fueron invitados al encuentro, y prometieron hablar sólo con EE.UU. y no con el gobierno afgano

Intento de reactivar el proceso de paz en Afganisntán

El consejero de Asuntos Exteriores paquistaní, Sartaj Aziz (c), mientras saluda al viceministro de Exteriores afgano, Hekmat Khalil Karzai (d), en presencia del representante especial de EEUU para... | Foto por Agencia EFE

El consejero de Asuntos Exteriores paquistaní, Sartaj Aziz (c), mientras saluda al viceministro de Exteriores afgano, Hekmat Khalil Karzai (d), en presencia del representante especial de EEUU para Afganistán y Pakistán, Richard G. Olson (i), antes de la primera ronda de negociaciones entre Afganistán, Pakistán, EE.UU. y China.

ISLAMABAD. Afganistán, Pakistán, China y Estados Unidos dieron comienzo hOy a una cumbre en Islamabad, la capital paquistaní, en la que esperan trazar una hoja de ruta para entablar conversaciones de paz en la golpeada Afganistán.

La reunión se celebraba mientras aumentaban las derrotas en el campo de batalla y zonas enteras del país, en las que dejaron su vida soldados afganos y de la coalición liderada por Estados Unidos, volvían a caer en manos talibanes.

Los representantes de los talibanes no fueron invitados al encuentro, y prometieron hablar sólo con Estados Unidos y no con el gobierno afgano.

El encuentro comenzó con palabras de prudencia del anfitrión, Pakistán, considerado como clave para sentar a las facciones rivales talibanas en la mesa.

Sartaj Aziz, asesor del primer ministro paquistaní en asuntos exteriores, advirtió sobre decidir de antemano qué facciones talibanas están dispuestas a negociar, y en cambio pidió medidas "para construir confianza" y llevar a las negociaciones incluso a los talibanes más reacios.

Pero analistas y participantes señalaron que si bien hay cuatro países en la conversación, buena parte de la esperanza en que el proceso avance depende de Pakistán, acusado de dar refugio a algunas de las facciones más fieras de los talibanes. Es el caso del grupo Haqqani, declarado como organización terrorista por Estados Unidos. Pakistán dice que su influencia sobre los talibanes está sobrevalorada.

"Incluso en el mejor de los casos, no nos escuchan", dijo antes Aziz a Associated Press. "Miren a Bamiyan", dijo, refiriéndose al lugar donde talibanes destruyeron en el verano de 2001 algunas de las estatuas de Buda más valoradas del mundo. Los talibanes dinamitaron las estatuas ignorando la oleada de críticas, incluidas las quejas de Pakistán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación