Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Advierten de posible infiltración de la MS en albergues de menores

Los pandilleros estarían tratando de reclutar menores, afirman

Un grupo de menores inmigrantes permanece en uno de los albergues en Tucson, Arizona. foto edh / archivo

Un grupo de menores inmigrantes permanece en uno de los albergues en Tucson, Arizona. foto edh / archivo

Un grupo de menores inmigrantes permanece en uno de los albergues en Tucson, Arizona. foto edh / archivo

TUCSON. Miembros de peligrosas pandillas como la Mara Salvatrucha podrían haberse infiltrado en albergues que acogen a menores centroamericanos que llegaron a EE. UU. sin acompañante, para reclutarlos, alertó ayer el Sindicato Nacional de la Patrulla Fronteriza (NBPC, por sus siglas en inglés).

A principios de julio, el mismo sindicato alertó de la presencia de "maras" entre los menores inmigrantes.

"Algunos agentes de la Patrulla Fronteriza han reportado la presencia de posibles miembros de la Mara Salvatrucha en los albergues, también han sido testigos del proceso de reclutamiento", dijo Shawn Moran, vicepresidente del NBPC.

El sindicato, que representa a unos 17,000 agentes federales de la Patrulla Fronteriza en EE. UU., indicó que la presencia de las pandillas es detectada por los oficiales, debido a sus tatuajes o los símbolos que llevan consigo. "Inclusive, algunos jóvenes han admitido, ellos mismos, ser miembros de pandillas", aseguró Moran.

La Mara Salvatrucha, también conocida como "MS", "Mara" o "MS-13", es una organización internacional de pandillas asociadas que se originaron en la ciudad estadounidense de Los Ángeles y que se han expandido a países centroamericanos como Guatemala, El Salvador y Honduras.

Los miembros de la "mara", principalmente de origen centroamericano, se distinguen por los tatuajes que cubren su cuerpo, por el uso de su propio lenguaje de señas, así como por el uso de la violencia y crueles retribuciones.

En opinión de Moran, los miembros de las pandillas se pueden estar infiltrando a propósito dentro de los albergues, para tener contacto con los menores y reclutarlos para sus organizaciones criminales. "Los pandilleros podrían estar buscando subir de 'rango' y esta es una forma de hacerlo", aseguró.

Moran indicó que, actualmente, el número de niños no acompañados ha comenzado a disminuir en Texas y lo atribuye al mal tiempo que se ha registrado en la zona sur de México, lo que evitó la salida del tren de carga, conocido como "La Bestia", el cual es utilizado por inmigrantes centroamericanos para cruzar el territorio mexicano hacia la frontera con EE. UU.

El representante del sindicato nacional de la Patrulla Fronteriza consideró que se requiere de más recursos para asegurar la frontera sur de EE. UU., a fin de poder enfrentar la situación.

Por su parte, el DHS y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), han asegurado no tener ningún conocimiento o evidencia que los pandilleros estén reclutando a menores dentro de los albergues.

Esa opinión es compartida por la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, quien aseguró que no han escuchado nada por parte de la Patrulla Fronteriza o por parte de los propios niños que se encuentran en los albergues, ni de las madres o las autoridades locales sobre la presencia de los pandilleros.

Magarín visita, en la actualidad, los albergues en Nuevo México y Texas, y próximamente irá a California.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó ayer, durante su visita a Costa Rica, que la migración infantil en Centroamérica es una situación de "alarma".

Añadió que tanto Honduras, El Salvador y Guatemala, países más afectados, deben "unir esfuerzos en contra del tráfico de personas y deben proteger los derechos de los inmigrantes, en particular, los niños no acompañados".

Por otra parte, ayer se informó que un caso de varicela en el centro de procesamiento de Artesia (EE. UU.) alertó a las autoridades, quienes se vieron obligadas a vacunar a los casi 700 inmigrantes, incluidos niños y mujeres. Según funcionarios consulares de Guatemala, que visitaron el centro ayer, los vuelos a Centroamérica, programados para esta semana, con deportados, han sido suspendidos hasta la próxima semana.

También, ayer trascendió que la organización Families for Freedom, con sede en Nueva York, denunció al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) por deportar a inmigrantes acusados de delitos, tengan permiso de residencia en EE. UU. o no, antes de que puedan solicitar una revisión de sus casos. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación