Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. acusa a China de espionaje contra seis de sus empresas

La justicia anunció cargos penales contra 5 agentes militares chinos

El gobierno de los Estados Unidos acusa a cinco militares chinos por su participación en el robo de secretos que pueden valer miles de millones de dólares. foto edh / ap

El gobierno de los Estados Unidos acusa a cinco militares chinos por su participación en el robo de secretos que pueden valer miles de millones de dólares. foto...

El gobierno de los Estados Unidos acusa a cinco militares chinos por su participación en el robo de secretos que pueden valer miles de millones de dólares. foto edh / ap

WASHINGTON. Estados Unidos acusó ayer a cinco funcionarios militares chinos de espiar compañías de energía nuclear y solar y productoras de metales y robarles secretos comerciales, avivando la tensión entre las dos potencias mundiales por el ciberespionaje.

China negó inmediatamente las acusaciones y en un duro comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que eran "falsas" y dañarían la confianza entre ambos países.

Funcionarios en Washington sostienen desde hace años que el ciberespionaje es una de las principales preocupaciones de seguridad nacional.

Estas acusaciones son las primeras de ciberespionaje que Estados Unidos presenta contra funcionarios extranjeros específicos, y se producen tras un constante incremento en las críticas públicas y la confrontación en privado, incluida una cumbre entre el presidente Barack Obama y su par chino, Xi Jinping.

"Cuando una nación extranjera utiliza recursos y herramientas militares o de inteligencia contra un ejecutivo o corporación estadounidenses para obtener secretos comerciales o información empresarial sensible para el beneficio de sus compañías estatales, debemos decir 'es suficiente'", dijo el fiscal general estadounidense, Eric Holder.

Los acusados serán procesados por los tribunales federales del estado de Pensilvania, pero al no encontrarse en territorio estadounidense y debido a que es muy poco probable que China los extradite, no parece que esos cinco militares chinos tengan que vérselas con un juez norteamericano.

"Esperamos que el gobierno chino coopere y demuestre que respeta el imperio de la ley, esperamos que un día estos individuos comparezcan ante los tribunales de Pensilvania", aseguró el fiscal general.

Fiscales federales dijeron que al lista de las compañías espiadas incluye a Alcoa Inc, Allegheny Technologies Inc , United States Steel Corp, Westinghouse Electric Co, filiales de SolarWorld AG en Estados Unidos y un sindicato de trabajadores siderúrgicos entre los blancos.

Funcionarios rehusaron estimar el tamaño de las pérdidas para las compañías estadounidenses afectadas, pero dijeron que eran "importantes".

De acuerdo a la denuncia, compañías estatales chinas "contrataban" a la Unidad 61398 del Ejército Popular Chino "para brindar servicios de tecnología informática", entre otros montar una base de datos de inteligencia corporativos. No se dieron a conocer los nombres de las compañías chinas.

La Unidad 61398, con base en Shanghai, fue identificada el año pasado por la firma de ciberseguridad Mandiant como la fuente de un gran número de operaciones de espionaje. De acuerdo a la acusación, los cinco denunciados trabajaron allí.

Varios expertos en ciberseguridad dijeron que la acción llevada a cabo el lunes muestra que Estados Unidos se está tomando en serio las preocupaciones relacionadas a "hackers".

"Envía un fuerte mensaje a los chinos", declaró a Reuters James Lewis, un alto cargo del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Sin embargo, otros ven con escepticismo el movimiento.

"No frenará a China", dijo Eric Johnson, experto de tecnología de la información en la Universidad de Vanderbilt.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación