Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temperatura sigue subiendo en océanos

En la Expedición Malaspina se analizó la sección de mar que hay de Canarias a Miami, una zona estratégica para medir el calentamiento Esa sección mostró un aumento de la temperatura entre 1957 y 2011

El oso polar es una especie en peligro de extinción debido al calentamiento global.

El oso polar es una especie en peligro de extinción debido al calentamiento global.

El oso polar es una especie en peligro de extinción debido al calentamiento global.

La temperatura de los océanos está en un continuo aumento y se cuantifica para la zona del archipiélago Canario (España) entre 0,26 y 0,36 grados centígrados cada diez años, lo que es muy significativo y causa directa de una subida del nivel del mar.

Así lo explicó el oceanógrafo físico Eugenio Fraile, del Instituto Español de Oceanografía (IEO), en la que recordó que durante la Expedición Malaspina se analizó la sección de mar que hay de Canarias a Miami (EE. UU.), en la que se transporta el máximo contenido de calor hacia la atmósfera, y es de "altísima" importancia en estudios del cambio climático.

Esa sección mostró un aumento de la temperatura desde 1957 hasta 2011, siendo la cuenca este, la zona de Canarias, la que registró el mayor aumento de temperatura, 0,26 grados centígrados cada diez años.

Ese incremento es muy significativo, comentó Eugenio Fraile, especialista en el estudio del cambio climático en el mar, al indicar que el cambio climático no afecta por igual a todas las regiones del mundo y que el archipiélago canario es una de las zonas más sensibles, de las que se pueden considerar extremas para advertir las variaciones.

Durante una entrevista, Eugenio Fraile destacó la importancia de la Expedición Malaspina, en la que han participado más de 400 científicos de todo el mundo durante siete meses de navegación en el buque Hespérides y dos en el Sarmiento de Gamboa.

Durante esa expedición se obtuvieron más de 120.000 muestras de aire, agua, gases y placton en los oceános Atlántico, Índico y Pacífico.

Eugenio Fraile aclaró que el aumento de la temperatura de los océanos debe considerarse como uno de los mayores indicadores del cambio climático, por encima del de la atmósfera, ya que la capacidad calorífica de la atmósfera es "muchísimo" más pequeña que la del océano, y así para calentar un litro de agua hay que aplicar mil veces más energía que al mismo contenido de aire.

Recordó que el océano es el termorregulador de la atmósfera y por ello el haber registrado un aumento de temperatura tan significativa conlleva que el océano ha acumulado calor que transportará a la atmósfera de forma continua.

Esa emisión continua de calor desde el océano hasta la atmósfera provocará subidas del nivel del mar.

Eugenio Fraile declaró que, en contra de lo que se piensa, el nivel del mar sube más por el incremento de la temperatura que por el deshielo de los polos. Eso se debe, explicó, a que cuando el agua se calienta, se dilata. Por eso, la consecuencia más inmediata del aumento de la temperatura del mar es un rápido aumento del nivel del mar, ya que la masa de agua caliente ocupa más que la fría. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación