Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La realidad aumentada: mezcla de trabajo y placer

Gracias a la tecnología "usable", la realidad aumentada está llegando a las masas

Las Moverio BT-200 están disponibles a un precio de $699.99. foto EDH

Las Moverio BT-200 están disponibles a un precio de $699.99. foto EDH

Las Moverio BT-200 están disponibles a un precio de $699.99. foto EDH

Mark Skwarek está rodeado por milicianos que se han infiltrado en el Central Park de Nueva York. Le dispara a uno, luego escucha un ruido detrás, gira y derriba a otro. De pronto, todo se pone rojo y se da cuenta que lo han abatido. La frase "Game Over" aparece ante sus ojos.

Skwarek sí está en realidad en Central Park, pero está usando unos nuevos anteojos Epson Moverio B200 que le permiten ver un mundo entero de personajes virtuales, objetos y estructuras superpuestas e interactuar con su entorno a través de algo llamado "realidad aumentada".

Él recaudó más de 30,000 dólares en Kickstarter —un sitio de Internet para financiar a emprendedores— para lanzar en septiembre Semblance Augmented Reality (AR). Su empresa busca liberar a los videojuegos de la televisión y convertirlos en experiencias físicas. El empresario está a punto de lanzar la primera aplicación de Semblance AR para teléfonos que usan los sistemas operativos iOS y Android.

La realidad aumentada no es nueva, pero está llegando a las masas gracias a la creciente popularidad de la tecnología "usable", como monitores para ejercitarse, relojes y anteojos inteligentes.

Los sistemas de rastreo satelital GPS, sensores y las cámaras incorporadas en los dispositivos móviles finalmente ya son lo suficientemente fuertes y están ampliamente disponibles. Los adeptos a los videojuegos son un grupo objetivo obvio para aprovechar, pero las empresas también se están percatando de que combinar prendas de uso común con realidad aumentada podría resolver problemas prácticos.

Por ejemplo, trabajadores que necesiten reparar una compleja bomba en una plataforma petrolera podrían hacerlo simplemente siguiendo las instrucciones paso a paso que aparecen frente a sus ojos, con las manos libres y en tiempo real.

Los aparatos usables permitirán al trabajador que no es de oficina hacer lo mismo que lo que las computadoras y dispositivos móviles han hecho por el oficinista, explicó Brian Ballard, director general de la empresa de software de realidad aumentada APX Labs, en Virginia.

Por ejemplo, ponerse lentes inteligentes podrá volver a los empleados "expertos instantáneos", porque les da acceso a información donde quiera que se encuentren en tiempo real y además ahorran el tiempo y dinero que por lo general se invierten para una capacitación.

"Estás dando acceso a la información a una nueva clase de fuerza laboral, que podría ser cinco o 10 veces la gente que tienes sentada en un escritorio", señaló Ballard, quien antes trabajó en un producto de realidad aumentada con fines militares. "Esto es fundamentalmente revolucionario".

"Se trata simplemente de implementar la tecnología que ya está aquí en un producto, mostrar a los consumidores que tiene un valor y que pueden hacer cosas mejor de lo que las estaban haciendo antes", dijo el analista de tecnología de consumo en NPD Group, Benjamin Arnold. "Lo que estamos viendo solo es el comienzo". —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación