Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Rafael Amaya intoxicado por drogas?

El protagosnista de la exitosa serie "El Señor de los Cielos", fue ingresado en un hospital de México 

Rafael Amaya intoxicado por drogas

El actor mexicano Rafael Amaya, protagonista de la serie “El Señor de los cielos” fue llevado a un hospital en México supuestamente por una sobredosis con alguna sustancia no especificada, lo que estuvo a punto de causarle la muerte, según reportó hoy la revista TV&Novelas.

En la nota se alega que el actor de 38 años no ha podido lidiar con la fama que le ha generado el personaje del narcotraficante “Aurelio Casillas” que va por su tercera temporada y habría tenido problemas con la producción.

Tras el escándalo, una cadena de televisión y el representante del galán revelaron el verdadero estado salud del originario de Hermosillo.

A través de su oficina de prensa, se informó que Amaya está muy bien en todos los aspectos y que incluso el artista está tomando unas merecidas vacaciones, luego de grabar por casi 11 meses la exitosa serie. Pero su representante no sólo negó la información del abuso de sustancias tóxicas, también la televisora Telemundo se refirió al escándalo.

En el mismo artículo de TV&Novelas hacen mención de la mala actitud del actor “Cada día son más las quejas por los malos tratos, que les da a sus compañeros del elenco. Pero eso no es todo, hace unas semanas comenzó a tener problemas por llegar tarde a su producción, y aunque fue multado con más de 300 mil pesos, no pareció importarle; por si fuera poco, una sobredosis estuvo a punto de llevarlo por el camino de la muerte”, decía la nota de TV&Novelas.

En la publicación se detalla que Amaya fue internado, inconsciente en el hospital Español de Ciudad México el 27 de octubre a las 4:00 a.m. “presentando síntomas de taquicardia y un cuadro clínico de intoxicación agudo por alguna drogas”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación