Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Problemas de salud en jóvenes obesos

El estudio revela que la cirugía por obesidad debe considerarse una alternativa razonable para los adolescentes.

La cirugía podría ser el tratamiento más eficaz para este mal.

La cirugía podría ser el tratamiento más eficaz para este mal.

La cirugía podría ser el tratamiento más eficaz para este mal.

Adolescentes estadounidenses que buscan operarse para perder peso revelan una serie de problemas de salud que antes sólo se veían en adultos, de acuerdo con un estudio financiado por el gobierno.

La mitad de los adolescentes padecía al menos cuatro enfermedades graves vinculadas con el exceso de peso. Tres de cada cuatro tenían problemas de colesterol; casi la mitad mostraban hipertensión o dolores articulares, y muchos padecían males del hígado o los riñones.

El peso de estos chicos era tres veces superior al que se considera sano, no eran adolescentes "que quieren que su atuendo de porristas les ajuste mejor", dijo el doctor Thommas Inge, investigar principal del estudio y cirujano del centro médico pediátrico de Cincinnati.

El estudio ofrece pruebas de que la cirugía por obesidad generalmente es segura para los adolescentes, ratificando los hallazgos de trabajos anteriores. Si bien es un último recurso drástico, apenas el 8 % de los adolescentes mostró complicaciones graves con lesiones a órganos internos.

Problemas menos graves como hemorragias y deshidratación aparecieron en el 15 % de los chicos durante el primer mes posterior a la operación.

Dado que los cambios en los hábitos de vida y la medicación no suelen ser eficaces en adolescentes tan obesos, dice el estudio, se debe pensar en la cirugía para aquellos que muestran problemas de salud y poseen la suficiente madurez sicológica para soportarla. Sin embargo, la operación solo debe practicarse en niños con obesidad grave. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación