Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Para el grupo White Lies, la música carece de fronteras

Durante su paso por el Festival Arenal Sound de Castellón, al este de España, el trío británico conversó de su tercer álbum "Big TV".

La banda de Indie rock de Ealing, Londres, surgió en octubre del año 2007.Big TV descubre el sonido característico de la banda.

La banda de Indie rock de Ealing, Londres, surgió en octubre del año 2007.Big TV descubre el sonido característico de la banda.

La banda de Indie rock de Ealing, Londres, surgió en octubre del año 2007.Big TV descubre el sonido característico de la banda.

MADRID. La banda británica White Lies que considera que en un mundo interconectado la música se expande como si no hubiera fronteras, ha publicado su tercer álbum, "Big TV", con un estilo "abierto, melódico y excepcional", "que podría llegar a escucharlo hasta mi abuela", argumenta su vocalista líder Harry McVeigh.

Su participación en la última edición del festival Arenal Sound celebrado en Castellón (este de España), les situó como uno de los grupos del momento, aunque ellos sean cautos y prefieran evitar esa responsabilidad.

"Lo que siento es la responsabilidad de escribir canciones, de seguir construyendo el grupo, de hacer que el próximo álbum sea mejor", asegura McVeigh en una entrevista con la agencia española EFE.

"Big TV" permite descubrir el sonido más característico de una banda que no le tiene miedo a la experimentación, que se atreve a mezclar estilos tan diversos como el "heavy metal", rap, rock o pop y que continuará descubriendo nue vos sonidos gracias a las giras internacionales con las que están promocionando su tercer disco.

Viajarán a Estados Unidos y esperan estar en Sudamérica, un lugar que "ama" McVeigh, y al que le tiene especial cariño, "sobre todo a Argentina y Chile".

"Cada país, cada ciudad tiene su encanto. Es emocionante descubrir nuevos lugares, nuevos escenarios para la música", argumenta el vocalista y guitarrista del grupo.

Sus giras internacionales también les permiten sentir el calor del público, vibrar con ellos y sobrecogerse al comprobar cómo la audiencia se une al espectáculo en sus temas más profundos e intensos y es, en ese momento, cuando pueden llegar a sentirse realmente "orgullosos" de una canción.

"Cuando estás sobre el escenario y hay un montón de gente mirándote, cantan contigo y se unen a tu actuación es una sensación imposible de recrear en el estudio o en cualquier otro sitio", comenta McVeigh.

"To Lose My Life" y "Ritual" son los otros discos de esta banda londinense que nació hace más de cinco años y que al echar la vista atrás descubren el enorme esfuerzo que siempre han dedicado a la música.

"Recuerdo trabajar muy duro desde el día uno, siempre girando, tocando y trabajando sin parar. Hemos cambiado poco", bromea el vocalista.

"Big Tv", cuyo nombre se debe a una broma interna, apuesta por la percusión para tratar de expandir la música de un trío que apuesta por innovar y cuya música parece gustar a un público muy diverso. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación