Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Papa de la renovación

A Francisco lo llaman de muchas maneras, pero la más reconocida es el papa humilde. Entre reformas y mensajes de paz, y con su actitud conduce al Vaticano como un guía que predica con el ejemplo

El Papa de la renovación

El Papa de la renovación

El Papa de la renovación

El papa Francisco, escogido por el cónclave el 13 de marzo de 2013, ha revolucionado las políticas del Vaticano desde sus primeros días. La elección de su nombre fue muy reveladora sobre la manera en que iba a conducir su papado, refiriéndose a Francisco de Asís como "el hombre de la pobreza". Decidió que le retiraran el trono papal y sentarse en una silla. No cambió sus zapatos negros por los rojos o blancos que suelen usar los papas. Sus vestimentas son lisas y sin encajes ni adornos. Incluso paga su pensión. En una homilía dijo que "la luz que nos ofrece el mundo es una luz artificial. […] En cambio, la de Jesús es una luz mansa […] sin pretensiones".

Con los conflictos en Siria y la amenaza de los Estados Unidos de atacar, el Papa ha retomado el discurso pacífico de Juan Pablo II. Envió una carta a Vladimir Putín solicitando que en la pasada reunión del G-20 no se condenará la intervención militar en Siria, aseverando que los gobiernos tienen el deber moral de garantizar la asistencia humanitaria. Ayer presidió, desde las 7:00 de la noche (hora italiana), una jornada de ayuno y oración por la paz en la Plaza San Pedro, en la cual se oró por la paz en el mundo, en Siria, en la península Coreana y, entre palestinos e israelíes. También se oró por la paz de todas las personas "porque la paz empieza en el corazón", afirma. En un tuit del 3 de septiembre, el Papa exclamó: "Queremos que en nuestra sociedad, desgarrada por divisiones y conflictos, estalle la paz".

El papa Francisco condena el uso de armas químicas y otros crímenes de guerra, como los que, presuntamente, han sucedido en Siria. Se dice que el gobierno de Bashar al Asad usó gas sarín (un químico que colapsa el sistema nervioso) en la población civil siria. Sin embargo, el sumo pontífice insiste en que la solución debe ser política.

Él sostiene en su discurso de paz que el mundo está dividido por "la codicia de quienes buscan ganancias fáciles, heridos por el egoísmo que amenaza la vida humana y la familia".

A esta oración por la paz se le han unido los musulmanes de Siria y Líbano. El gran Muftí de Siria (título adjudicado al más importante de los intérpretes de la ley islámica), Ahmad Badreddin Hassou, comunicó que le gustaría asistir a la Plaza San Pedro para orar con el sumo pontífice y los cristianos, sin embargo, por ser también un funcionario público su asistencia podría causar problemas políticos. El intelectual Sunnita, Ridwan Al Sayyid, manifestó que los musulmanes sirios y libaneses estaban agradecidos por la convocatoria del papa Francisco.

La paz en el mundo es un tema en el que el obispo de Roma pone mucho énfasis, al igual que a la reforma del código penal del Vaticano, con el fin de eliminar los crímenes cometidos por los curas.

A través de un Motu Proprio, o una reforma al código penal del Vaticano, se han incluido los crímenes de tortura, crímenes de guerra, crimen de discriminación racial, y la protección a los derechos de los niños.

Y hace especial énfasis en los derechos de los menores, incluyendo como crimen de alto grado "la venta, prostitución, alistamiento y violencia sexual, la pedopornografía, la posesión de material pedopornográfico y actos sexuales con menores". También se han reforzados las condenas, que llegan a ser de hasta 35 años. Se han incluido los crímenes de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, explica el arzobispo Dominique Memberti, Secretario para las Relaciones con los Estados.

Este cambio en la política del Vaticano se está tomando con mucha rigurosidad. El jueves pasado se anunció la destitución del Nuncio Apostólico de República Dominicana, Josef Weslowski, por pederastia. La destitución oficial ocurrió el 21 de agosto. Por otra parte, desde hace un mes y medio el Vicario de Justicia del Tribunal Interdiocesano de Santa Fe, el presbítero Alejandro Bavero, ha estado conduciendo una investigación exhaustiva sobre el exprefecto del Seminario Menos de Paraná, Justo José Ilarraz, a quien se le acusa de abusar sexualmente de más de 50 niños entre las edades de 10 y 14 años.

En la agenda laboral del papa también figuran sucesos muy esperados por los fieles católicos. El 30 de agosto se reunirán los cardenales para decidir la fecha en que se celebrará la ceremonia de canonización de Juan Pablo II y de Juan XXIII. Se había considerado que fuera a finales de este año, sin embargo, los polacos que viajarían en bus o en carro desde Polonia hasta Italia se encontraría con un fuerte invierno como obstáculo. Tomando eso en cuenta, el sumo pontífice ha propuesto el segundo domingo de Pascua del año que viene. El día de la Divina Misericordia es una fecha a la que Juan Pablo II era muy devoto. "Fue un gran visionario de la Iglesia," dice el papa Francisco de Juan Pablo II. "Un San Pablo. Un grande". Y de Juan XXIII, a quién se canonizará en la misma fecha que a Juan Pablo II, dice "él es el cura del pueblo, es el pastor que ama y cuida a sus fieles (...) y nunca se quejaba".

Entre los planes de su Santidad también se encuentra visitar la ruta de San Francisco de Asís. Y se espera que 300,000 personas le acompañen en su caminata por la ciudad de Asís. Su llegada será en helicóptero debido a la gran cantidad de lugares a los que asistirá. Será acompañado por ocho cardenales que fungen como sus consejeros.

Su primera visita será a los niños discapacitados del Instituto Seráfico de Asís, en el que aterrizará el helicóptero a las 8:00 de la mañana el próximo 4 de octubre. Luego, desde el Obispado caminará hasta la Basílica de Santa María Mayor.

Después de la Basílica visitará la Cripta de San Francisco para venerar los restos de "el Pobrecillo de Asís", como se conoce al santo en Italia. A las 11:00 de la mañana dará misa en la plaza inferior de San Francisco y luego almorzará con los pobres en la plaza Donegiani de Santa María de los Ángeles. Luego visitará el templo donde San Francisco oyó el llamado de Jesús y la choza en que vivió. También dedicará un tiempo a los jóvenes, quienes tendrán la libertad de dirigirle algunas preguntas.

El descanso es un lujo que no puede darse este guía espiritual, pues incluso optó por suspender sus vacaciones para cumplir con sus obligaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación