Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Osteocondritis: una lesión muy frecuente en deportistas

Según especialistas, las causas de esta lesión ocurren durante los períodos de crecimiento de los niños. Los deportes que implican correr y saltar pueden hacer que los músculos y tendones de la pierna se tensen

Chile. Septiembre de 2005. Ismael, a sus 13 años de edad, practicaba fútbol con sus amigos en el vecindario. Tras un giro brusco sobre la rodilla derecha, comenzó a sentir un dolor muy agudo y le empezó a inflamar el tendón que conecta con la tibia. Los especialistas que atendieron a Ismael le advirtieron que ya no haría deportes. Le diagnosticaron ostecondritis.

"A veces vuelvo a tener molestias y dolores en la pierna derecha. Y el dolor se intensifica al subir o bajar escalones, o cuando me arrodillo. Pero aún se vive", recuerda Ismael. Ya son 8 años desde que le diagnosticaron la enfermedad. Pese a eso, él es optimista y no considera que sea un obstáculo para tener una vida normal.

La ostecondritis es una lesión en la articulación, dando lugar a grietas y fisuras en el desarrollo de un cartílago. Esto causa la inflamación en dicha articulación y la separación de un colgajo", explicó el especialista en fisioterapia y rehabilitación deportiva, Gerardo Chávez.

Los más afectados por esta enfermedad son los niños y los adolescentes. Según explica Chávez, esto se debe a la sobrecarga de la actividad física, por lo que la ostecondritis se produce por las alteraciones en la vascularidad del cartílago (es decir, disposiciones del vaso sanguíneo), debido a una interrupción del mismo o la deficiencia en el crecimiento del infante.

Esta afección se presenta a edad temprana de los niños, pues al ejercitarse demasiado y hacer un mal movimiento, pueden presentar dolor, claducción en la marcha (cojea) y genera un desánimo emocional, pues debe reducirse a gran escala la práctica deportiva.

¿Cuáles son las regiones más afectadas? El especialista afirma que existe una predilección por algunos lugares anatómicos de los deportistas, entre los más comunes, el talón a nivel de calcáneo (Sever), en la tuberosidad anterior de la tibia, es decir, justo debajo de la rodilla (Osgood Schlatter) polo inferior de la rótula. (Sinding-Larsen Johansson).

El más común

De todos los tipos de ostecondritis, el más frecuente es el de Osgood Schlatter, este es una inflamación dolorosa en la tuberosidad anterior de la tibia. Se caracteriza por el aumento de la sensibilidad ante el dolor, incremento de volumen de la tuberosidad tibial y la inserción del tendón rotuliano. Se presenta en adolescentes de 11 a 15 años de edad, y es más frecuente que lo desarrollen los niños, debido a la intensidad del entrenamiento físico en un deporte de su preferencia: fútbol, basquetbol, vólibol, entre otros.

Según el portal interactivo de la Salud de España (www.salud.es), en sus investigaciones determinaron que el Osgood Schlatter afecta al 20 % de los adolescentes que practican deportes, en contraposición del 5 % que no practican ninguna actividad física.

La enfermedad de Osgood Schallter es conocida como la ostecondritis juvenil de la rodilla. Esta patología puede producir calor local óseo, aumento de temperatura y claudicación en la marcha, fundamentalmente, se cojea. El tratamiento médico implica que la persona disminuya ejercicios, consuma antinflamatorios y férulas de reposo, pero lo más indicado es la inmovilización rígida. Algunos especialistas denominan a este tratamiento como RICE (ver infografía), por sus siglas en inglés.

Mientras que la pandemia de Sinding-Larsen Johansson es una sobrecarga de la rodilla. Se observa comúnmente en atletas activos y en crecimiento. Por ejemplo: un adolescente cuando corre y salta, los músculos impulsan su esqueleto, jalando los huesos y ese exceso repetitivo produce dolor, sensibilidad e inflamación.

Esta patología se produce en el extremo inferior de la rótula, produciendo la fragmentación del polo inferior. Por lo que adolescentes y adultos jóvenes que terminaron su etapa de crecimiento, se les conoce como una rodilla del saltador, muy frecuente en voleibolistas y basquetbolistas.

Se les recomienda a todos que al presentar cualquier síntoma y signo en familiares y amigos, pidan que se realicen un control con un especialista en fisioterapia y rehabilitación deportiva, para darle una solución inmediata y darle seguimiento a la evolución de este tipo de osteconditris.

Y por último, la enfermedad de Sever u ostecondritis del calcáneo, se da en el principal hueso del talón y recibe todo el peso del cuerpo. Ese talón es conocido popularmente como el "tendón de Aquiles". Se desarrolla en niños de alrededor de 8 a 12 años y en ellos, el cartílago crece más, aumenta de anchura y es muy débil. En ese momento, el telón de Aquiles ejerce tensión, aumentando el riesgo por lesión. Los padres de familia y entrenadores deben ser los primeros en reconocer la lesión por la cojera para darle un tratamiento, que básicamente, consiste en lo mismo que las anteriores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación