Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Música que estimula a los niños

Cuentos, bailes y canciones al ritmo de la música enseñan a los pequeños a escuchar, a esperar turno y a seguir instrucción en compañía de sus padres y hermanos

Los chicos comparten 45 minutos con sus padres cantando, saltando y llevando el ritmo de la música con instrumentos. Las canciones les permiten desarrollar el lenguaje y, cuando son en inglés, aprenden palabras en otro idioma.

Los chicos comparten 45 minutos con sus padres cantando, saltando y llevando el ritmo de la música con instrumentos. Las canciones les permiten desarrollar el lenguaje y, cuando...

Los chicos comparten 45 minutos con sus padres cantando, saltando y llevando el ritmo de la música con instrumentos. Las canciones les permiten desarrollar el lenguaje y, cuando son en inglés, aprenden palabras en otro idioma.

na pieza de Carmina Burana hace vibrar el salón mientras padres e hijos agitan pañuelos de distintos colores siguiendo el ritmo de la música. Al final de la pieza, con las notas más altas, los pañuelos terminan en el piso. Después de tomar un poco de aire, se escucha otra melodía en la que, según se menciona cada color, los chicos se agachan y recogen los pañuelos del color correspondiente.

Aunque usted no se lo imagine, actividades como las anteriores no buscan solo entretener, sino desarrollar lo que educadores y psicólogos conocen como "inteligencias múltiples", una teoría del profesor Howard Gardner de la Universidad de Harvard.

Él define la inteligencia como una capacidad que como tal se puede desarrollar. Eso es lo que se hace en las clases multiedad del centro de estimulación Music Time. En ese espacio, padres e hijos pueden bailar al ritmo de Carmina Burana u otra melodía, cantar y a las vez llevar el ritmo con un instrumento; saltar, correr o hacerse cosquillas unos a otros según lo indique una canción.

En las sesiones de 45 minutos se aplica el método Suzuki y se atiende tanto a chicos "regulares" como a chicos con capacidades especiales.

Así lo explica Prisscilia González Barton, directora de Music Time: "Trabajamos con todos los chicos. Creemos que todos los chicos tienen alguna habilidad potencial y que hay que comenzar a desarrollársela. A través de la música es el vínculo que hacemos para poder desarrollar habilidades con ellos".

Pero ¿qué habilidades ? La directora detalla: "Hablamos de las inteligencias múltiples: la capacidad de aprender otro idioma, la capacidad de poder practicar algún arte, socializar con otras personas, su parte interpersonal, su área cognitiva, el poder esperar un turno, el poder ser autónomo, el poder ser independiente. Todo eso lo van adquiriendo a través de estas actividades".

Este centro de estimulación musical abrió sus puertas en agosto de 2013. Los sábados, en sus instalaciones, se llevan a cabo clases grupales en las que madres, padres e hijos participan de las actividades.

Lo que se busca es que los padres se integren a las actividades con los hijos, lo cual contribuye a acentuar el vínculo familiar. Con cada una de las actividades, los chicos van aprendiendo conceptos básicos de la música como: melodía, tiempo y ritmo, los que, según González Barton, "les sirven para poder esperar un turno y para poder ser autónomos, para poder ser independientes".

De lunes a viernes, los profesores de Music Time dan clases en prestigiosos kínder y, en sus instalaciones, clases de "uno a uno" con chicos especiales. Entre estos, niños con algún grado de autismo y a quienes se busca poder modificarles la conducta.

En palabras de González Barton: "Los chicos autistas no tienen las mismas habilidades que los chicos regulares. Entonces lo que buscamos es que a través de la música aprendan diferentes cosas de la vida diaria".

Si regularmente los niños asisten al kínder ¿por qué necesitan una clase de música o de estimulación musical? Según González Barton, porque a través de la música se está haciendo hasta modificación de conducta. Ella ejemplifica: "Hay kínder donde tenemos chicos con algún grado de autismo, asperger o síndrome de Down y a través de la música van haciendo las actividades que otros chicos pueden hacer de la misma forma. ¿Porqué? Porque la música es lo que les atrae".

Por ello, las clases en Music Time son clases integradas donde se busca que esos chicos se sientan importantes y aprendan que tienen una capacidad que pueden desarrollar.

Aunque cuentan con una licenciatura en Educación Especial y experiencia en estimulación musical, con el afán de capacitarse aún más, González Barton y el profesor Rafael Martínez asistieron al VI Encuentro de Profesores Suzuki de América Latina, al II Encuentro de Estimulación Temprana y al curso de capacitación Dinámicas para Enseñar Música en Primaria llevado a cabo en Lima, Perú en enero. Todo con el afán de poner los conocimientos adquiridos al servicio de sus alumnos y de sus padres. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación