Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Manchas en la cara, un mal prevenible

Afecta en su mayoría a mujeres, su causa es debido a una mala protección solar, cambios hormonales, por signos de enfermedades o a una predisposición genética a padecerlas

Manchas en la cara, un mal prevenible

Manchas en la cara, un mal prevenible

Manchas en la cara, un mal prevenible

La aparición de manchas en el rostro es un problema frecuente que afecta a la estética, belleza y salud de muchas personas. Las causas de esta afección son muchas, pero afortunadamente se eliminan rápido y mejor aún se pueden prevenir fácilmente.

Las manchas en la piel se deben a la mayor presencia de melanocitos, que son las células de la piel encargadas de producir el pigmento café (melanina), o bien a una mayor producción de este pigmento, que se acumula en sectores de la piel.

Las principales causas del aumento de estas células o de su pigmento son la exposición excesiva al sol y el consecuente fotoenvejecimiento. Le siguen en frecuencia las inflamaciones localizadas como las picaduras de insectos y las quemaduras localizadas, además de reacciones a algunos medicamentos.

Según la dermatóloga Jeannie Sánchez las manchas son áreas localizadas de hiperpigmentación , hipopigmentación o sin pigmento generalmente asintomáticas. Científicamente se les conoce como melasma y pueden a parecer en la piel como alteraciones oscuras o grises.

Las causas de su aparición son muchas, hay factores internos y externos. Dentro de las internas están algunas enfermedades como el mal de Addisson, si se está absorbiendo mucho hierro, cambios hormonales y deficiencia de calcio o vitamina A, E y B.

Y dentro de los factores externos están la sobre exposición al sol ya que los rayos ultravioleta dañan las células de la piel.

"Las manchas pueden aparecer por exposición solar de forma aguda o crónica; por contacto a sustancias químicas, cosméticas o de origen vegetal; por reacciones postinflamatorias, parasitarias (micóticas o bacterianas como lepra); por signos de enfermedades sistemicas y por alteraciones inmunologicas", menciona también la doctora Sánchez.

En personas genéticamente predispuestas, algunos medicamentos pueden inducir una mayor síntesis del pigmento melanina. Un ejemplo son las manchas cafés producidas por los estrógenos de los anticonceptivos, que aparecen en las mejillas, sobre el labio superior, mentón o frente y que se llaman melasmas.

Hay ciertos antibióticos indicados para el tratamiento del acné, que también pueden oscurecer o manchar las zonas afectadas. Por otra parte, existen medicamentos que aumentan la sensibilidad a la luz solar, como algunos antiinflamatorios, antidepresivos, drogas de quimioterapia, diuréticos y medicamentos cardiológicos.

Las personas que toman estos medicamentos pueden sufrir fácilmente quemaduras solares, que luego desarrollan una coloración café oscura. Esta pigmentación se resuelve lentamente al suspenderlo.

Tratamiento

Si usted padece de este mal lo más recomendable es que visite a un especialista para que le receten un tratamiento adecuado y específico para su problema. "Inicialmente con un examen clínico realizamos el diagnóstico. En algunos casos nos ayudamos con otros métodos para determinar la causa de la mancha", menciona la doctora Sánchez.

La especialista también añade que en casos dudosos utilizan la lámpara de Wood para determinar si es melasma, pitiriasis o versicolor. También se realizan exámenes de laboratorio por enfermedades sistémicas o inmunológicas y biopsia de piel.

El tratamiento dependerá de la causa de las manchas, si es por pigmentación o falta de pigmento y si su origen es sistémico, asegura la doctora Sánchez. Si es por causa de pigmentación existen tratamientos despigmentantes como la Microdermabración que es uno de los tratamientos más usados y causa muy pocos efectos secundarios.

También está el tratamientos láser y luz pulsada, que es una opción fuerte para eliminar las manchas, es altamente efectivo, pero no se recomienda para todas las pieles ya que puede irritar y llegar a pelarse e incluso producirse heridas.

El tratamiento láser se usa en casos especiales y siempre en centros especializados, donde en pocas sesiones pueden llegar a borrar de manera definitiva la pigmentación superficial de la piel.

Si las manchas son consecuencia de un aumento de la melanina existen diferentes tratamientos en función del grado de coloración de la mancha y de la efectividad de estos. Los más empleados son: las cremas blanqueadoras, las lociones exfoliantes y las exfoliaciones químicas.

La vitamina C es otro tratamiento recomendado por tener propiedades antioxidantes que contribuyen a aclarar la piel. Se encuentra entre los ingredientes de muchas cremas cosméticas y es usada por esteticistas en tratamientos en los spas; aunque no actúa con la rapidez de los otros tratamientos, es efectivo y puede aplicarse en casa.

Según la Asociación Americana de Dermatología, otro de los tratamientos efectivos es el peeling médico.

Además de eliminar progresivamente las manchas, también ayuda a regular la actividad de la tirosinasa, evitando posteriores pigmentaciones durante la exposición solar.

Para su aplicación se limpia la piel con un producto no sin alcohol y se aplica durante dos minutos un hidrogel reticulado y se extiende el peeling despigmentante por las zonas a tratar: cara, cuello, escote y manos. A nivel general, explican los especialistas, se deja actuar durante 10 minutos y se retira.

Una vez realizados estos pasos, se expone la piel, durante unos minutos a la luz Led, que favorece la penetración de los activos hasta la dermis más profunda.

Finalmente, se aplica una crema específica que el paciente retirará con agua tres horas después.

Dependiendo de cada caso, se repite la aplicación del peeling una vez por semana, hasta la desaparición total de las manchas. Hay que usar luego una protección solar. Recuerde que estos tratamientos son delicados y requieren personal entrenado para ejecutarlos.

Si la mancha en su rostro es por otras causas será el especialista quien determinará que hacer y hará otro tipo de pruebas para descartar otras enfermedades.

Lo más importante que usted puede hacer si nota una aparición de manchas en su rostro es proteger su piel del sol . Esto implica el uso de filtros solares con un factor de protección solar y evitar la exposición directa.

Por otra parte la Asociación Británica de Dermatólogos recomienda que informe a su médico acerca de cualquier cambio en un lunar o mancha de la piel. Si su médico está preocupado por su piel lo guiará para combatir su padecimiento y evitar que se complique en algo más serio como el cáncer.

"Lo aconsejable en caso de tener manchas es inicialmente protegerse de los rayos solares y consultar a su dermatólogo", asegura la doctora Jeannie Sánchez.

Las soluciones caseras ayudan a hacer efectivo un tratamiento médico, y hay muchos alimentos que son muy efectivos. Uno de ellos el perejil que tiene propiedades blanqueadoras y resulta ideal para aclarar manchas de la piel de cualquier tipo.

La zanahoria puede utilizarse para curar los problemas de la piel, como eczemas, heridas o quemaduras solares. Es muy útil para paliar la acción destructiva de los rayos ultravioletas, motivo por el cual forma parte en la composición de muchos filtros solares.

Aplicada en forma de mascarilla sobre la cara ayuda a limpiar de manchas la piel al eliminar las células epidérmicas y favorecer su renovación. La avena es otro alimento recomendado y algunas de las mejores exfoliaciones se hacen con esta por su efecto clarificador.

El rostro y la autoestima

Las manchas en la cara afectan aproximadamente a seis millones de mujeres de los Estados Unidos y es una de las condiciones de pigmentación de la piel más comunes que empeoran con la exposición al sol.

Nuevas investigaciones, que serán publicadas próximamente en el Journal of Dermatological Treatment (Periódico del Tratamiento Dermatológico), establecen que la condición tiene un impacto significativamente negativo en los temas de la calidad de vida, afectando la vida social, el bienestar emocional, la salud física y hasta la situación financiera.

"Se ha comprobado que el melasma o las manchas presentan una importante carga emocional y psicosocial para las mujeres que lo padecen", dijo la Dra. Allison Singer, dermatóloga de Dallas, a cargo del estudio.

"Este problema cambia la manera en la que una persona se ve a sí misma, cambia la manera en la que otros ven a esa persona. La condición literalmente afecta la habilidad de una persona para enfrentar al mundo", añadió la especialista.

La depresión es una de las consecuencias del padecimiento de este mal, el rostro es una de las partes más importantes del cuerpo y si no se recibe el tratamiento adecuado psicológicamente conlleva a muchos problemas.

Recibir la orientación adecuada para su eliminación y prevención es la clave aseguran los especialistas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación