Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los restos de Cheo Feliciano reposan en su Ponce natal

La leyenda de la salsa y el bolero falleció el pasado 17 de abril, Jueves Santo, en un accidente de tráfico a los 78 años.

Socorro Prieto (d), esposa de Cheo Feliciano, Alexandra Malagón (c) y José Noguera (i), frente al féretro de Cheo Feliciano.

Socorro Prieto (d), esposa de Cheo Feliciano, Alexandra Malagón (c) y José Noguera (i), frente al féretro de Cheo Feliciano.

Socorro Prieto (d), esposa de Cheo Feliciano, Alexandra Malagón (c) y José Noguera (i), frente al féretro de Cheo Feliciano.

PUERTO RICO. El cantante puertorriqueño Cheo Feliciano fue enterrado ayer en su Ponce natal, ante cientos de personas, entre ellas muchas de las grandes estrellas vivas de la salsa, y tras una multitudinaria despedida de dos días en la capital de Puerto Rico.

Familiares, amigos, compañeros y seguidores de Feliciano acudieron al cementerio La Piedad del pueblo natal del fenecido cantante, unos 120 kilómetros al sur de San Juan, para darle su último adiós.

Esta leyenda de la salsa y el bolero falleció el pasado 17 de abril, Jueves Santo, en un accidente de tráfico a los 78 años. Desde entonces se han visto multitudinarias despedidas de sus compatriotas y recuerdos desde otros muchos lugares del mundo.

Entre los compañeros que acudieron al camposanto estaba el compositor Ramón Rodríguez, quien dijo que Feliciano era "el papá de todos nosotros", al que no le faltaba tiempo para demostrar su "carisma y nobleza" con cualquier persona.

"Había que rendirle homenaje a una persona que fue tan grande para nosotros", resaltó Rodríguez, compositor de algunos de los temas que grabó Feliciano, como "Periódico de siempre" y "Por más que viva". La cantante Yolanda Rivera fue otra colega que acudió a darle el último adiós, al que conoció sin embargo en Nueva York en la década de los 70 y al que describió como un ser humano de enorme generosidad.—EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación