Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El iPhone 6 se agota en China, decenas terminaron con las manos vacías

El primer envio de se vendió a clientes que hicieron su reserva por internet días antes

En Alemania hubo filas kilométricas para adquirir los nuevos dispositivos

En Alemania hubo filas kilométricas para adquirir los nuevos dispositivos

En Alemania hubo filas kilométricas para adquirir los nuevos dispositivos

La puesta a la venta en Hong Kong del iPhone 6 dejó a decenas de personas insatisfechas después de hacer cola durante toda la noche, pues la primera remesa del modelo se vendió a clientes que hicieron su reserva por internet días antes.

A las 07.30 hora local (23:30 GMT del jueves), la tienda de Apple situada en el edificio más alto y epicentro de la actividad comercial y financiera de la isla, abría sus puertas, dos horas y media antes de su horario habitual, para recibir a los clientes más impacientes.

Cientos de compradores se acercaron, de forma escalonada, a recoger los teléfonos, entre filas organizadas a la perfección por decenas de empleados de la empresa que iban comprobando la reserva de cada cliente antes de dejarles acceder a la tienda.

Los que lo consiguieron fueron aquellos que el pasado martes lograron hacerse con la reserva por teléfono en la página web de Apple Hong Kong, que en sólo tres minutos agotó las dos versiones del teléfono.

Sin embargo, aquellos que no contaban con la reserva telefónica volvieron a sus casas con las manos vacías, algunos incluso después de haber pasado casi toda la noche a las puertas de la tienda.

Una treintena de agentes de seguridad se encargaban de proteger los accesos a la acristalada tienda con espectaculares vistas al puerto Victoria, para que sólo los que habían reservado previamente pudieran acceder al comercio.

Entre ellos estaba Derik Suen, quien salía de la tienda con dos modelos del iPhone 6, su versión más económica, para él y su esposa.

"Fui usuario de las primeras versiones de iPhone, luego pasé al sistema Android pero no me gustó, así que ahora tengo la oportunidad de ser de los primeros en hacerme con el último modelo", explicó a Efe con los dos teléfonos en la mano y después de haber desembolsado por ellos el equivalente a 1.440 dólares estadounidenses.

Pero no todos los que hoy recogían los primeros iPhone 6 disponibles en Hong Kong lo hacían por fidelidad a la marca de la manzana mordida.

Yit Gong, que había llegado a las 8:30 a hacer cola durante unos 20 minutos, recogía su iPhone 6 con intención de revenderlo.

"Aún no tengo claro cómo voy a venderlo, pero al menos sé que voy a obtener con él unos 400 dólares por encima del precio que he pagado", dijo a Efe mientras accedía a la tienda entre los aplausos que los empleados de Apple como recibimiento a sus nuevos clientes.

A Ernest Lee, otro joven hongkonés, le esperaban dos amigos a las puertas de la tienda.

Lee salió a los pocos minutos con dos modelos del iPhone 6 Plus, el modelo más caro, 824 dólares por unidad, pero ya con la seguridad de que hará negocio con ellos.

"Un amigo me va a comprar los dos por 2.400 dólares", explicó a Efe, 800 dólares por encima del precio oficial.

Su amigo, a su vez, los volverá a vender en China, sumando a cada uno otros 300 ó 400 dólares más.

"Dice que ya tiene gente interesada en China dispuesta a pagar 2.000 dólares por cada uno", dijo.

Apple eligió Hong Kong, Japón y Singapur en el continente asiático para el estreno de su último teléfono, dejando por primera vez a China, que cuenta como su segundo mercado en telefonía, a la espera, aunque parece que muchos no quieren hacer muy larga.

A lo largo de esta semana, medios locales chinos recogían que algunas tiendas en Pekín, aceptaban pedidos anticipados de hasta 4.500 dólares por teléfono para los clientes más impacientes.

Algunos comercios del portal de ventas por internet por excelencia de China, Taobao, pedía hasta 700 dólares sólo por hacer la reserva.

El mercado negro en China ofrece alternativas incluso más creativas que las de la empresa californiana, ofertando el iPhone 6, en múltiples colores, respecto a los tres oficiales, en blanco, oro y acero, en los que está disponible en las tiendas Apple.

"Prefiero hacer menos dinero aquí pero no correr el riesgo de cruzar la frontera en Shenzhen y que Aduanas pueda pararme y multarme," señaló Lee.

En Hong Kong, algunos comercios anunciaban ya esta semana la llegada del iPhone 6, sabiendo que la única opción de poder tenerlos en su mostrador es comprándolos a aventajados clientes como Lee o Gong.

Mientras tanto, la página de Apple en Hong Kong ya anuncia para mañana, a las ocho de la mañana, un nuevo plazo para reservar el iPhone 6 destinado a quienes no hayan tenido tanta suerte la primera vez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación