Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En el Quiteño

No hubo violencia, pero sí pólvora...

El estadio santaneco vivió una fiesta en las gradas, sin incidentes que lamentar entre aficionados. Pero...

Cánticos, gritos, alegría... pero también bengalas, humo y pólvora. FOTOs EDH/ miguel villalta

Cánticos, gritos, alegría... pero también bengalas, humo y pólvora. FOTOs EDH/ miguel villalta

Cánticos, gritos, alegría... pero también bengalas, humo y pólvora. FOTOs EDH/ miguel villalta

SANTA ANA. Fuera de la cancha del estadio Óscar Quiteño también se vivió otro partido de similar importancia al que disputaban fastanecos y albos. Este era el duelo contra la violencia, que para esta ocasión no dejó ningún incidente de enorme gravedad para lamentar.

Antes del inicio del partido, las barras pusieron el respectivo espectáculo para la salida de ambos equipos a la cancha. La Ultra Blanca recibió con el tradicional papel picado de color blanco y papel contómetro a la oncena alba.

Por su parte, la Turba Roja aguantó la coreografía por unos minutos hasta la salida de su equipo, en la que incluyó bengalas de humo rojo, mismas que lograron ingresar al recinto pese a que la pólvora dentro de los estadios sigue estando prohibida.

Sin embargo, los aficionados blancos también consiguieron burlar el control policial en la entrada e ingresaron bengalas que encendieron al minuto 56 del partido. Algunos de estos objetos incluso fueron lanzados hacia la pista atlética y al córner del estadio Quiteño, pero sin ocasionar mayor daño. Por ello, el choque se suspendió por cuestión de dos o tres minutos.

En cuanto al operativo logístico para desalojar a los aficionados del estadio Quiteño, este dio resultados al terminar el encuentro, e impidió que tanto a los miembros de la Ultra Blanca como los de la Turba Roja coincidieran en la salida del estadio. Tampoco se reportaron incidentes aislados alrededor del escenario cuando finalizó el partido entre tigrillos y elefantes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación