Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hipertensión, la enfermedad silenciosa

Este padecimiento es asintomático y afecta a muchas personas en diversos países, en especial a las mujeres mayores de 50 años. Los chequeos frecuentes con el médico pueden evitar futuras complicaciones y ayudar a mantener una vida saludable lejos de

En muchos países el número de personas que padecen de hipertensión se está incrementando y según datos de la Organización Mundial de la Salud esta enfermedad provoca a nivel mundial 9.4 millones de muertes al año.

Conocer sobre este padecimiento es importante ya que es una de las principales causas que contribuyen a provocar cardiopatías y accidentes cerebrovasculares; también aumentar el riesgo de padecer insuficiencia renal y ceguera.

Según Carlos Mauricio Rubio, cardiólogo e intervencionista "el corazón al bombear sangre produce "tensión" o "presión" sobre la pared de las arterias, de la misma forma que una bomba de agua produciría presión al impulsar el líquido por un sistema de cañerías". "La hipertensión ocurre cuando dicha presión arterial permanece elevada a través del tiempo", explica.

La hipertensión es considerada una enfermedad silenciosa porque en la mayoría de los casos no refleja síntomas, solamente puede detectarse cuando se consulta a un médico.

"Las personas a veces tienen hipertensión sin saberlo, podemos tener la presión alta sin que esto produzca síntomas al inicio, sino hasta que ya la enfermedad está avanzada por eso se le llama la asesina silenciosa", declara el doctor Rubio.

"La presión arterial se mide de manera rápida y fácil con un esfingomanómetro ("tensiómetro"), que consiste en un brazalete que se ajusta al brazo, se infla y con la ayuda de un estetoscopio se escucha la sangre pulsar dentro de las arterias. La presión se registra como dos números cuyas unidades son milímetros de mercurio, por ejemplo 120/80 mmhg", agrega el cardiólogo.

"El número más alto es la presión sistólica que ocurre cuando el corazón bombea la sangre y el más bajo es la diastólica cuando el corazón se relaja y se llena de sangre para nuevamente iniciar el ciclo. La hipertensión ocurre cuando el número más alto es igual o mayor de 140 y el número menor es igual o mayor a 90 mmhg", añade el doctor.

El también comenta que en algunos casos las personas hipertensas tienden a sentir mareos, cansancio, dolor de pecho, dolores de cabeza (cefaleas), pero siempre hay que consultar porque aveces pueden ser síntomas de otras enfermedades.

Las causas para padecer hipertensión son muchas, algunas de ellas son la obesidad, el estrés, el uso frecuente de alcohol, tener antecedente de familiar con hipertensión, padecer diabetes y fumar.

Hay otros orígenes que se dan por otras afecciones médicas como enfermedades renales crónicas, el uso de píldoras anticonceptivas, medicamentos para el resfriado y para la migraña. También cuando hay un estrechamiento de la arteria que suministra sangre al riñón.

Según datos de la OMS la rapidez con que avanza la hipertensión varía de un individuo a otro y el riesgo de esta enfermedad es que puede dañar algunos órganos por el nivel de presión y puede existir hipertrofia o hemorragias cerebrales.

En otro informe elaborado por expertos de la OMS la tendencia del aumento de hipertensión en varios países del mundo incluyendo Latinoamérica ha sido en mujeres después de los 50 años. Este informe indica que el incremento de presión arterial con la edad se hace más acentuado.

Otro estudio de la Universidad de McMaster en Canadá y publicado el 3 de septiembre en la revista Journal of the American Medical Association reveló que de entre 154 mil adultos entre 50 y 70 años de edad apenas el 46.5 por ciento de los hipertensos estaban conscientes de su afección y el 32.5 por ciento de los pacientes que sabían que tenían hipertensión mantenían su afección bajo un control efectivo.

El doctor Salim Yusuf, líder de la investigación y profesor de medicina de la Facultad de Medicina de McMaster comentó que "los hallazgos son preocupantes e indican una necesidad de esfuerzos sistemáticos para detectar mejor a los hipertensos".

Por su parte la doctora Clara Chow, miembro del grupo de investigadores, expresó que "los resultados indican que más de la mitad de las personas hipertensas no están al tanto de su afección, y entre las personas que sí lo saben, muy pocas siguen el suficiente tratamiento como para controlar su presión arterial".

Es por eso que la OMS en septiembre de 2011 instó a los jefes de estado ha participar en su campaña para alentar a las personas a medir su tensión arterial en respuesta a la Declaración Política de las Naciones Unidas sobre prevención y control de las enfermedades no transmisibles.

En esta Declaración se insta a los países a intensificar sus esfuerzos para promover campañas de concienciación pública encaminadas a mejorar la prevención y el control de enfermedades no transmisibles como las cardiopatías, los accidentes cerebro vasculares, los cánceres, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas. En la Asamblea Mundial de la Salud de 2012, los Estados Miembros de la OMS establecieron la meta de reducir en un 25 por ciento para 2025 el número de muertes prematuras por enfermedades no transmisibles.

"La detección precoz de la hipertensión y la reducción de los riesgos de ataques cardiacos y accidentes cerebro vasculares resultan mucho menos costosas para las personas y los gobiernos que la cirugía del corazón, la atención posterior a esos accidentes, la diálisis y otras intervenciones que puedan requerirse posteriormente si la tensión arterial no se mide y controla", dice el Dr. Shanthi Mendis, Director interino del Departamento de Gestión de las Enfermedades no transmisibles de la OMS.

Recomendaciones

La hipertensión no siempre se puede prevenir, pero cuando se cambia el estilo de vida y se tiene un buen seguimiento de las recomendaciones, la dolencia puede mejorar dice el cardiólogo Carlos Rubio. Él menciona que una vez diagnosticada, se recomienda tomar medicamentos para lograr controlarla y evitar complicaciones.

La medicina que los expertos recomiendan para la hipertensión son los diuréticos que actúan aumentando la eliminación de orina y sal del organismo, además están los betabloqueadores que actúan bloqueando muchos efectos de la adrenalina en el cuerpo, en particular el efecto estimulante sobre el corazón. El resultado es que el corazón late más despacio y con menos fuerza.

Aparte de lo medicamentos , otra de las recomendaciones es que hay que mantenerse físicamente activo y tener una dieta saludable baja en sal y grasas. El exceso de peso contribuye a un mayor trabajo cardíaco, la obesidad está asociada a la hipertensión arterial en gran medida, en parte debido a que los obesos tienen un aumento de la insulina que a través de un menor flujo de la circulación renal produce una retención de sales (sodio).

Dejar de fumar y no ingerir bebidas alcohólicas es un factor que también ayuda a controlar la hipertensión. El uso de tabaco puede acelerar el proceso de arteriosclerosis en gente con hipertensión y asimismo, el abuso habitual de alcohol puede contribuir al desarrollo y mantenimiento de la enfermedad.

Es de tener en cuenta que con el desarrollo de la tecnología han surgido otros métodos para ayudarle a controlar la presión arterial, según el doctor Rubio, uno de ellos es la "Denervación renal", el cual es un procedimiento novedoso recientemente aprobado para tratar a pacientes hipertensos difíciles de manejar que toman tres ó más medicamentos y a pesar de eso no logran controlarla.

"A través de un cateterismo se introduce un dispositivo a las arterias del riñón, con el objetivo de eliminar la estimulación de cierto tipo de "nervios" que contribuyen a mantener la presión alta", expresa.

"A largo plazo se logra reducir la presión arterial y por lo tanto se disminuyen las dosis y el número de medicamentos utilizados. Es un procedimiento seguro si es realizado por médicos intervencionistas entrenados", agrega el cardiólogo.

Recuerde que realizar una consulta a tiempo puede a salvar la vida de las personas y a controlar este mal, lo más indicado es buscar asesoría profesional para que determine el tratamiento adecuado de acuerdo al padecimiento y estado de salud.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación