Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos obras póstumas, un conversatorio

Se trata de los libros del escritor mexicano Carlos Fuentes, quien falleció en 2012 a los 83 años.

"Personas" es uno de los libros póstumos de Carlos Fuentes. También está "Federico en el balcón". Fotos EDH / Marlon Hernández

"Personas" es uno de los libros póstumos de Carlos Fuentes. También está "Federico en el balcón". Fotos EDH / Marlon Hernández

\"Personas\" es uno de los libros póstumos de Carlos Fuentes. También está \"Federico en el balcón\". Fotos EDH / Marlon Hernández

No estaba en su planes, pero dos libros del escritor e intelectual Carlos Fuentes (1928-2012) vieron la luz póstumamente. Estos fueron presentados la noche del martes en la embajada de México de El Salvador. Se trata de los títulos "Personas" y "Federico en su balcón".

El conversatorio sobre las piezas literarias estuvo a cargo del director de la Biblioteca Nacional y escritor salvadoreño, Manlio Argueta y del funcionario de la secretaría de Cultura, Manuel Velasco.

El diálogo con el público comenzó con Manlio Argueta, quien expuso sobre "Personas", un libro que alberga una colección de textos que exponen anécdotas, recuerdos y vivencias alrededor de emblemáticos personajes como Alfonso Reyes, Luis Buñuel, François Mitterrand, André Malraux, Fernando Benítez, Susan Sontag, Pablo Neruda, Julio Cortázar, Ignacio Chávez y Lázaro Cárdenas.

Manuel Velasco, por su parte, brindó sus impresiones de la lectura que hizo de "Federico en su balcón", una novela que tiene como protagonista a uno de los filósofos más importantes de la historia moderna: el alemán, Federico Nietzsche.

La confesión fue lo primero que recibió el público asistente de parte de los disertantes.

"Carlos Fuentes es el maestro de la novela urbana. Gracias a él yo pude escribir mi primera novela: 'El valle de la hamacas'", comentó en su intervención, Manlio Argueta. El creador de "Un día en la vida" afirmó que se dio cuenta de que necesitaba decir más cosas y que la poesía ya no se lo permitía, por eso empezó a escribir novelas.

"Leí la 'La región más transparente' y ahí mismo me emocioné y decidí escribir mi novela. Ahí tuve mi primera base".

Manuel Nolasco comenzó advirtiendo que la novela "Federico en el balcón" no es una lectura fácil, debido a la maestría y el incesante deseo de Carlos Fuentes en experimentar con el uso del lenguaje. Por eso Nolasco recomendó "buscarnos en cada lectura de la historia".

"La novela tiene muchas cosas importantes, una de ellas es llevar la filosofía a los términos de la literatura y bajar la filosofía a través de los personajes de Carlos Fuentes, porque todas las temáticas de Nietzsche están ahí. Otro tema importante es el de la identidad", reseñó Nolasco, quien se desempeña como director de Bibliotecas y Plan Nacional de Lectura.

Los títulos póstumos de Carlos Fuentes estaban en imprenta cuando él murió a los 83 años en mayo de 2012. Es considerado un pilar de la literatura hispanoamericana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación