Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Deterioro cerebral no tiene marcha atrás

Existe una gran lista de enfermedades que afectan el cerebro humano, todas se engloban según sus síntomas, y las Demencias son las más comunes en el mundo

Deterioro cerebral no tiene marcha atrás

Deterioro cerebral no tiene marcha atrás

Deterioro cerebral no tiene marcha atrás

Cuando se trata de hablar sobre enfermedades degenerativas del cerebro no existe una manera específica de clasificarlas. Primero, hay que tener claro que todas inician con algún tipo de deterioro; segundo, todos estos padecimientos pueden variar de acuerdo con cada persona y, tercero, lo ideal es agruparlas según sus síntomas.

El conjunto más común es reconocido como Demencias. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria.

Es importante aclarar que la mayoría de personas que sufren demencia la desarrollan en edad avanzada. Esta condición afecta al paciente y, sobre todo, a quienes lo rodean. De acuerdo al neurólogo Mauricio Palacios, médico del Instituto de Neurociencias del Hospital de Diagnóstico Escalón, las demencias más conocidas son el Alzheimer, la enfermedad de Huntington y por cuerpos de Lewy.

"El Alzheimer va dañando la memoria del enfermo, presenta síntomas neuropsiquiátricos y cognitivos. En este caso no se ha encontrado que sea directamente genético, solo el 2 % de casos es hereditario, de esa minoría son casos hereditarios esporádicos. Se ha visto que entre más joven es el comienzo de la enfermedad puede haber un factor hereditario más claro, pero en términos generales no hay una causa hereditaria bien definida", explicó Palacios. Añadió que también tiene mucho que ver el ambiente donde vive el afectado.

En cuanto al Huntington, es una dolencia hereditaria que se caracteriza por el desgaste de algunas células nerviosas del cerebro. Este trastorno lo sufren pacientes que nacen con el gen defectuoso, pero los síntomas no aparecen hasta después de los 30 o 40 años.

"Acá claramente hay un gen que es afectado. Se acumula una sustancia que se llama huntingtina, que no la tiene otra enfermedad. Es una demencia que comienza con trastorno de movimiento y entra en dicha categoría por los medicamentos que se les provee. La demencia va deteriorando al paciente y como es hereditaria tiene un incremento en la sintomatología, significa que si yo tuve la enfermedad de Huntington a mis 50 años, mis hijos, los que se vean afectados, les aparecerá a los 30 y será aún más intenso", agregó Palacios.

La demencia en general afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia no se ve afectada. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido, por el deterioro del control emocional, comportamiento social o motivación.

Diferentes manifestaciones

Aunque la OMS reconoce tres etapas de demencia: La temprana, intermedia y tardía, la mayoría de personas se dan cuenta que la tienen hasta que les afecta de manera funcional. "La demencia afecta a cada persona de manera diferente, dependiendo del impacto de la enfermedad y de la personalidad del sujeto antes de empezar a padecerla. Los signos y síntomas relacionados con la demencia se pueden entender en estas tres etapas", publica la organización en su web oficial.

También existe la demencia por cuerpos de Lewy, ésta se da cuando se acumulan en el cerebro ciertas estructuras anormales, llamadas cuerpos de Lewy. Estos han sido estudiados post mortem, acá el padecimiento es notorio porque la anatomía del cerebro cambia.

Está además la enfermedad de Pick, dónde las áreas frontales y temporales del cerebro se atrofian, uno de los principales síntomas es la desinhibición.

Las personas que sufren estas enfermedades son tratadas con mucha precaución, ya que ninguna de ellas tiene un tratamiento para curar estas afecciones. Los estudios se encuentran en distintas etapas, y por el momento algunos medicamentos para tratar el Alzheimer son empleados en dichos pacientes.

Una demencia que sí tiene tratamiento, si se logra detectar a tiempo, es la hidrocefalia normotensiva, que se caracteriza por tres cosas: El trastorno de la marcha, incontinencia urinaria y demencia.

"En estos pacientes se pueden hacer algunas pruebas para saber si la hidrocefalia es de alta presión o no. Se puede poner una válvula de derivación para que el líquido cefalorraquídeo se derive hacia el abdomen y no siga provocando hidrocefalia. Estos pacientes mejoran mucho en la marcha e incontinencia, pero la demencia depende de su evolución, porque no tiende a retroceder", declaró el neurólogo.

En términos generales estas son las demencias más importantes o las más frecuentes, claro, hay otras que aparecen entre la infancia y la edad adulta.

A nivel mundial las de mayor incidencia son las de tipo Alzheimer, en segundo las de cuerpos de Lewy, demencia vascular y luego la demencia hidrocefálica y la de Huntington.

En las investigaciones de la OMS se revela que hay intervenciones para mejorar las condiciones de las personas que sufren de los males mencionados.

Realizar un diagnóstico temprano; optimizar la salud física, la cognición, la actividad y el bienestar; identificar y tratar enfermedades físicas concomitantes; detectar y tratar los síntomas psicológicos y conductuales; proporcionar información a los cuidadores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación