Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Coro Polifónico Mantroterapéutico: música espiritual

El público se deleitó con un nuevo género musical que, regido por el taoísmo, brindó equilibrio espiritual.

Coro colombiano en su presentación mantroterapéutica. fotos edh / omar carboneroParte del público que recibió música para fortalecer el alma.

Coro colombiano en su presentación mantroterapéutica. fotos edh / omar carboneroParte del público que recibió música para fortalecer el alma.

Coro colombiano en su presentación mantroterapéutica. fotos edh / omar carboneroParte del público que recibió música para fortalecer el alma.

Con bases vocales (sopranos, mezzo, tenores y bajos), instrumentos nativos, sonidos guturales, recreaciones de sonidos de la naturaleza, el Coro Polifónico Mantroterapéutico "Harlim Weor Gaia", de Colombia, brindó ayer en el Teatro Nacional, un concierto de música para el espíritu, que fue disfrutado por más de 50 espectadores.

En un mes y medio de estancia en el país, la agrupación ha brindado musicaterapia, que busca bajar el estrés, y mantroterapia, que posibilita un equilibrio espiritual. Y es que este coro colombiano tiene como objetivo principal dar a conocer un nuevo estilo de música que ayude a mantener la calidad de vida y la lucidez.

"Somos un coro tradicional pero tenemos algo que nos caracteriza: la musicoterapia. Tenemos instrumentos orientales como el didgeroon - que es australiano - que hacen un complemento con las voces generando una vibración especial que repercute de manera positiva a nivel interno", explicó una de los integrantes, Wilber Cano (o Inkodeli, nombre entre la comunidad).

El taoísmo ha marcado la visión y estilo de vida del grupo y este es reflejado en sus creaciones musicales. Por ello, Cano aseguró que muchas enfermedades graves y generadas por el estrés son sanadas a través de este género musical.

Durante el concierto, la agrupación tuvo dos formatos: el desarrollo de su repertorio musical, y el segundo, donde realizaron una práctica de mantroterapia. En esta última, los asistentes tuvieron la oportunidad de relajar sus cuerpos, cerraron los ojos y se adentraron en una nueva experiencia musical que armonizó - por uno minutos - su vida.

La agrupación nació en 2011 y proviene de una reserva ecológica en la cordillera de los Andes (Colombia). Ahí más de 30 personas, de todo el mundo, decidieron desarrollar esta disciplina de vida.

"Hay mucha gente que canta bonito pero gente que se prepare para que su cuerpo vibre y sea medicinal para otros...", afirmó el director musical, Alejandro Escobar (Diomkeo).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación