Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Avances en el tratamiento del cáncer

La reunión de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) se desarrolla en Chicago, bajo el lema "Ciencia y sociedad: los próximos 50 años"

Hoy y mañana se seguirán presentando y debatiendo las más de 5.000 estudios. Médicos, investigadores y representantes de laboratorios de todo el mundo se dan cita. Foto

Hoy y mañana se seguirán presentando y debatiendo las más de 5.000 estudios. Médicos, investigadores y representantes de laboratorios de todo el mundo se dan cita. Foto

Hoy y mañana se seguirán presentando y debatiendo las más de 5.000 estudios. Médicos, investigadores y representantes de laboratorios de todo el mundo se dan cita. Foto

Un equipo internacional de investigadores presentó el fin de semana la primera terapia inmunológica de nueva generación capaz de reducir los tumores en cáncer de vejiga, enfermedad en la que no se han logrado avances terapéuticos en casi 30 años.

Esta es la principal conclusión de un estudio dado a conocer en la 50 reunión de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), según el cual el 43 % de los pacientes que participaron en el trabajo vieron reducido el tamaño de sus tumores.

Se trata de una terapia dirigida y un avance en inmunoterapia, tratamiento de enfermedades mediante la potenciación o debilitamiento de los mecanismos inmunitarios.

En concreto, los investigadores, de centros de EE.UU., Francia y España, usaron un fármaco -un anticuerpo monoclonal- en investigación diseñado para bloquear una proteína llamada PD-L1.

El trabajo está en fase I, primeros ensayos con pacientes en los que se mide, entre otros, la tasa de respuesta y la seguridad del fármaco, en este caso propiedad de Roche.

Por otra parte, un equipo del Instituto Oncológico Dana-Farber de Boston (EE.UU.) constató que la combinación de dos fármacos experimentales evita, de manera más eficaz, la progresión del cáncer de ovario en pacientes que han sufrido una recaída, lo que podría suponer una alternativa a la quimioterapia estándar.

En él se comparan dos tipos de tratamiento: la combinación de las moléculas "olaparib" y "cediranib", y la primera en solitario, en mujeres con cáncer de ovario (bien con mutaciones en el gen BRCA o bien sensibles a la quimioterapia con platinos).

Según los resultados, las mujeres que recibieron la combinación de los dos fármacos lograron mantener la enfermedad parada durante 17,7 meses, frente a los 9 meses de las que solo tomaron "olaparib".

Además, las tasas de reducción del tumor fueron marcadamente más altas en el grupo que combinó los dos medicamentos, un 80 % más, frente al 48 % en el grupo que solo tomó "olaparib".

En cuanto al cáncer de pulmón, por primera vez en una década, el fármaco experimental Cyramza prolongó la vida de pacientes con cáncer pulmonar avanzado que recayeron después de quimioterapia regular.

El medicamento se vende actualmente para tratar el cáncer estomacal y combate la formación de vasos sanguíneos que alimentan los tumores. Investigadores franceses encabezaron un estudio con 1.253 pacientes que recayeron después del tratamiento inicial o del cáncer pulmonar avanzado, una enfermedad más común.

La supervivencia promedio general fue de diez meses y medio para los pacientes con la combinación y nueve meses para los restantes, pero la combinación provocaba mucho más efectos secundarios.

"No creo que un aumento de seis semanas sea tan notable", comentó el doctor Derek Raghavan, experto independiente y presidente del Instituto Oncológico Levine en el Sistema de Salud de las Carolinas en Charlotte, Carolina del Norte.

En leucemia

En el congreso también se presentó un nuevo fármaco para la forma más común de leucemia en adultos mejora la sobrevida de los pacientes cuya condición empeoró pese a haber sido sometidos a tratamientos estándares.

Ibrutinib, vendido por Pharmacyclics Inc y Johnson & Johnson bajo la marca Imbruvica, fue aprobado por los reguladores estadounidenses en febrero como tratamiento para la leucemia linfática crónica.

La terapia "le dio una paliza" a ofatumumab, o Arzerra, comercializada por GlaxoSmithKline Plc en la fase 3 de los ensayos clínicos, dijo el doctor John Byrd, investigador jefe del estudio y profesor de medicina de la Universidad Estatal de Ohio.

Imbruvica es un fármaco oral diseñado para atacar una enzima específica y bloquear la función de ciertas células cancerosas.

La leucemia linfática crónica, una forma de cáncer en la sangre de lento avance, se diagnostica en unos 16.000 estadounidenses y produce unas 4.600 muertes cada año, de acuerdo a la Sociedad Americana del Cáncer.

La reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica finalizará mañana. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación