Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ojo con las pensiones, el gobierno está tocando tu bolsillo

El FMLN se jacta de usar en su lenguaje las palabras solidaridad y humanidad, pero en sus acciones dista mucho de ponerlas en práctica, porque lo único que ve en tus ahorros es la oportunidad de tener dinero fresco

El FMLN vive en un eterno pasado para buscar responsables por su incapacidad o falta de voluntad de resolver los problemas presentes, lo que sume a El Salvador en un futuro cada vez más incierto.

Sirva esta introducción para afirmar que esa es la tónica bajo la cual trabaja este gobierno y lo vemos en las carteras más sensibles para la vida nacional: Seguridad, Salud, Educación y Hacienda.

Este último Ministerio es el que, en los últimos días, ha salido a la palestra por la propuesta de reforma del sistema de pensiones, una propuesta de la cual todo el mundo habla y el titular de Hacienda adelanta detalles pero que el FMLN, trata de corregir la plana diciendo que aún no hay nada definitivo.

En la más reciente sesión plenaria, ante la solicitud que hizo nuestro partido para llamar al ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, con el fin de que explique las medidas a desarrollar, así como los alcances que tendrá la reforma, el partido en el gobierno dedicó la mayoría de su tiempo a tratar de maquillar, con hechos del pasado y muchas verdades a medias, los pocos datos preocupantes que se conocen de la reforma de pensiones.

Como partido reconocemos la necesidad de hacer una reforma a las pensiones, de hecho, esta era una de las propuestas contenidas en nuestro Plan País, las grandes diferencias están en que nosotros hablábamos que uno de los elementos principales de este tema era la transparencia, además de fortalecer el Sistema de Ahorro de Pensiones y, lo más importante, propiciar un incremento de la rentabilidad de las cotizaciones para elevar los montos de la jubilación de los trabajadores.

Podemos hablar de muchos elementos que nos hacen ponernos en alerta, pero quiero referirme a un hecho en particular y quizá uno de los que como partido estamos interesados en que se solucione a la brevedad, no solo porque es cuestión de justicia sino porque desde diciembre pasado existe una resolución de la Sala de lo Constitucional que nos obliga como Asamblea Legislativa a hacerlo y a nueve meses el gobierno no da muestras de querer mejorar la rentabilidad de las pensiones.

Trataré de explicarlo comparándolo con nuestra realidad. Muchos accedemos a créditos en el sistema bancario a través de préstamos o tarjetas de crédito, podemos adquirir tantos productos como nuestras condiciones financieras lo permitan; pero, si en algún momento estamos muy endeudados y tenemos una emergencia solemos recurrir a otras fuentes de financiamiento y, por el riesgo nos toca pagar más. Es decir, quien nos presta impone una tasa alta que le genera ganancias.

Veamos qué pasa con el gobierno. Por su manejo irresponsable de las finanzas públicas se queda sin dinero, entonces recurre a una fuente de fondos que, en este caso, son tus ahorros, lo que tienes depositado en las AFP. La diferencia estriba en que tú no obtienes las ganancias esperadas porque, la tasa a pagar la define el Estado, no quien le presta y en los últimos años te ha estado pagando -según René Novellino, presidente de Asafondos - un promedio de 1.2 % por todo lo que ha tomado del fondo previsional. Pero, si el gobierno va a adquirir dinero a otras instancias paga entre 6 % y 7 %. 

¿Qué pasa con esto? El gobierno está haciendo uso de tus ahorros y devolviendo prácticamente lo mismo que se llevó sin mayores intereses, esto da como resultado una baja la rentabilidad de los fondos de pensiones. El resultado es que, en el futuro te expone a que tu jubilación sea menor. 

El FMLN se jacta de usar en su lenguaje las palabras solidaridad y humanidad, pero en sus acciones dista mucho de ponerlas en práctica, porque lo único que ve en tus ahorros es la oportunidad de tener dinero fresco, pagando un bajo interés que le permita cumplir con sus responsabilidades.

Los salvadoreños tenemos que estar atentos a este tema, porque las pensiones no son un problema del gobierno, las decisiones que se tomen en el seno de la Asamblea al momento de aprobar la reforma nos afectarán en nuestros bolsillos y tendrán impacto en un futuro cercano en la tranquilidad y estabilidad de nuestra vida al retirarnos y por supuesto en las de nuestras familias.
*Diputado.